Por: Micaela Sanjines Ordóñez • Bolivia.com

El Senamhi anuncia que la sequia en Bolivia persistirá hasta marzo de 2023

30 mil familias de 42 municipios fueron afectadas por los efectos del cambio climático que causan sequia en el altiplano y los valles.

En el oriente La Niña se presentará con lluvias e inundaciones. Foto: Ministerio de Defensa
En el oriente La Niña se presentará con lluvias e inundaciones. Foto: Ministerio de Defensa

30 mil familias de 42 municipios fueron afectadas por los efectos del cambio climático que causan sequia en el altiplano y los valles.

El director del Servicio Nacional de Meteorología e Hidrología (Senamhi), Hugo Mamani informó que la sequía que actualmente se vive en Bolivia, persistirá hasta marzo de 2023.

De igual manera señaló que el fenómeno climatológico de La Niña se manifiesta este año con el retraso de las lluvias en el altiplano, valles y algunas regiones del Chaco. Pero en las regiones orientales, y la Amazonía La Niña se hace presente con lluvias persistentes e inundaciones.

“El fenómeno de la Niña está desde el año 2020, se ha extendido hasta la fecha actual y va a estar presente hasta marzo del 2023, (el fenómeno) fue retrasando las lluvias. En Bolivia tiene efectos de calentamiento en las temperaturas. Sin embargo, en la Amazonia, en el oriente ya se están regularizando las lluvias, explicó Mollinedo según el portal El Mundo.

En ese sentido el viceministro de Desarrollo Rural y Agropecuario, Álvaro Mollinedo, informó que más de 30 mil familias en 42 municipios fueron afectadas directamente por las heladas y sequias que actualmente azotan al país. Los municipios afectados están en los departamentos de La Paz, Cochabamba, Chuquisaca, Tarija, Oruro, Potosí.

“Solamente llegaron 42 con reporte, con declaratoria y estado de emergencia, a lo que manifestamos que son 15 de Chuquisaca, dos de Cochabamba, cinco de La Paz, tres de Oruro, nueve de Potosí y ocho de Tarija, en total, 42 municipios”, dijo Mollinedo, según El Deber.

El viceministro lamentó que las comunidades de al menos 42 municipios se vean afectadas por este fenómeno del cambio climático, ya que tuvieron que paralizar sus cultivos de hortalizas, tubérculos y otros. Según Mollinedo mil hectáreas fueron afectadas, además también se perdió ganado y otros animales.

Por su parte del secretario ejecutivo de la Confederación Sindical Única de Trabajadores Campesinos de Bolivia (Csutcb), Eber Rojas, señaló que se espera que en diciembre se regularicen las lluvias para que de esta manera la producción de alimentos vuelva a la normalidad. Sin embargo, Rojas explicó que la Csutcb reportó perdidas de sembradíos, de trigo, papa, haba y maíz, por la falta de lluvias.

Artículos Relacionados

+ Artículos

Lo más leído en Actualidad

Lo más leído en Bolivia.com