Por: Micaela Sanjines Ordóñez • Bolivia.com

El Gobierno tramita la repatriación de $us 2 millones confiscados en EEUU por el caso gases lacrimógenos

El dinero confiscado en EEUU no tiene que ver con la indemnización que debe pagar Murillo y Méndez al Estado boliviano, la cual asciende a más de $us 6 millones

Cabe señalar que la tramitación de la repatriación de esos recursos económicos también implica la vía diplomática. Foto: Facebook Captura Procuradoría
Cabe señalar que la tramitación de la repatriación de esos recursos económicos también implica la vía diplomática. Foto: Facebook Captura Procuradoría

El dinero confiscado en EEUU no tiene que ver con la indemnización que debe pagar Murillo y Méndez al Estado boliviano, la cual asciende a más de $us 6 millones

El Procurador General del Estado, César Siles, informó que esta institución en coordinación con la Cancillería tramita la repatriación de 2 millones de dólares que fueron confiscados por la Justicia de Estados Unidos en el juicio contra el exministro de Arturo Murillo por el caso gases lacrimógenos.

“Se ha logrado confiscar alrededor de dos millones de dólares, que están en cuentas del Tribunal de Justicia en los Estados Unidos. Hemos iniciado con el trámite de repatriación de ese dinero”, informó Siles.

Cabe señalar que la tramitación de la repatriación de esos recursos económicos también implica la vía diplomática, por lo que se hacen las gestiones a través de la Cancillería.

Hay que recordar que la justicia de Estados Unidos, en el marco del proceso civil que inició el Estado boliviano en contra de Murillo para recuperar el dinero perdido en la compra con sobreprecio de los gases lacrimógenos, determinó que el exministro deberá indemnizar al Estado boliviano con más de seis millones de dólares.

En cuanto a la última información, Siles explicó que si bien el dinero confiscado no pertenece a Murillo, le pertenece a sus cómplices Luis Berkman, Bryan Berkman y Philip Lichtenfeld, quienes cumplen una condena en Estados Unidos por los delitos de lavado de dinero y soborno.

En ese sentido en procurador explicó que antes de la acción civil, ya se habían confiado los bienes y recursos de los acusados en el país norteamericano, pues habían sido acusados de delitos relacionados con el caso gases lacrimógenos.

“Al inicio del proceso penal, incluso antes de la acción reparatoria civil, se procedió en Estados Unidos a la confiscación de bienes y recursos que tenían los acusados. Aquí en Bolivia llamaríamos medidas cautelares de carácter real, esa confiscación también tiene buenos resultados para el país”, detalló.

 

Cabe señalar que el dinero confiscado no tiene que ver con la indemnización que debe pagar Murillo y Méndez al Estado boliviano, la cual asciende a más de 6 millones de dólares americanos.

Artículos Relacionados

+ Artículos

Lo más leído en Actualidad

Lo más leído en Bolivia.com