Por: EFE • Bolivia.com

Jeanine Áñez pide a Jair Bolsonaro pronunciarse sobre supuestas reuniones "secretas"

Áñez se encuentra detenida preventivamente por el caso denominado "golpe de Estado" en una cárcel en La Paz y se le acusa presuntamente de terrorismo, sedición y conspiración.

En la carta continúa manifestando que las autoridades del Gobierno de Arce "pretenden posicionar un discurso". Foto: ABI
En la carta continúa manifestando que las autoridades del Gobierno de Arce "pretenden posicionar un discurso". Foto: ABI

Áñez se encuentra detenida preventivamente por el caso denominado "golpe de Estado" en una cárcel en La Paz y se le acusa presuntamente de terrorismo, sedición y conspiración.

La expresidenta transitoria de Bolivia, Jeanine Áñez, envió una carta al mandatario de Brasil, Jair Bolsonaro, pidiéndole que realice un "pronunciamiento claro y sincero" sobre si ellos se reunieron alguna vez en persona a propósito de las acusaciones del Gobierno de Luis Arce.

"Mediante la presente me permito solicitar encarecidamente a usted un pronunciamiento claro y sincero, en aras de la verdad, la justicia y continuidad de la democracia entre nuestros pueblos", señala una parte de la misiva firmada por Áñez y enviada a Bolsonaro.

En la carta continúa manifestando que las autoridades del Gobierno de Luis Arce "pretenden posicionar un discurso señalando que en Bolivia se perpetró un golpe de Estado" y que contó con el "apoyo" de Bolsonaro.

Áñez señaló en la carta que los señalamientos del actual Gobierno apuntan a que ella, en calidad de expresidenta transitoria, y el mandatario de los brasileños "se habrían reunido de forma personal y secreta e inclusive que mi persona habría abordado un avión" para dirigirse a Brasil "y así concretar tales fines y hasta quizás otros siniestros".

Además, hace un recuento sobre los únicos contactos que ambos mantuvieron de forma "virtual y telefónica": uno en julio de 2020 en una cumbre del Mercosur y otro cuando ambos se contagiaron de la COVID-19 deseándose "mutuamente pronta recuperación".

"Hago fe que pueda manifestarse sobre este, mi pedido, en tiempo oportuno. Hoy esta mujer y ciudadana demócrata boliviana necesita de su verdad, para de una vez terminar con toda esta canallada sufrida", finaliza la misiva.

Áñez se encuentra detenida preventivamente por el caso denominado "golpe de Estado" en una cárcel en La Paz y se le acusa presuntamente de terrorismo, sedición y conspiración.

La pasada semana la Fiscalía boliviana anunció una investigación formal sobre unos supuestos viajes que realizaba Áñez en el avión presidencial para mantener reuniones "secretas" con el mandatario de Brasil.

Esta situación emergió a raíz de una información que sacó el medio argentino Página 12, que señalaba que una "supuesta diplomática boliviana", que pidió el anonimato, habló sobre un video en Youtube donde el mandatario brasileño indicaba que se reunió con Áñez.

Estas acusaciones han sido rechazadas por la defensa de Áñez, que puso en duda la veracidad de esa información y negó que ambos se hayan reunido de forma presencial alguna vez.

La exmandataria transitoria tiene otro proceso en su contra llamado "golpe de Estado II" con acusaciones de incumplimiento de deberes y resoluciones contra la Constitución.

El Gobierno de Bolivia considera que Áñez llegó al poder en 2019 a través de un "golpe de Estado" y no por sucesión Constitucional en su condición de segunda presidenta del Senado tras la renuncia de Evo Morales a la Presidencia y la dimisión masiva de las autoridades en la línea de sucesión en la crisis política y social de ese año.

Artículos Relacionados

+ Artículos