Por: Willmary Montilla • Con info de RedUno.

Familia de 'Joni' exige justicia para su perrito que fue "baleado"

El perrito 'Joni' regresó a su casa arrastrándose tras ser "baleado" en su columna. 

Actualización
La dueña del perrito aseguró que tras llevar al veterinario a 'Joni' descubrieron que recibió un disparo. Foto: Twitter Captura video
La dueña del perrito aseguró que tras llevar al veterinario a 'Joni' descubrieron que recibió un disparo. Foto: Twitter Captura video

El perrito 'Joni' regresó a su casa arrastrándose tras ser "baleado" en su columna. 

Familiares de 'Joni' se quejaron de que su perrito llegó a la casa "arrastrándose" y cuando lo llevaron a la veterinaria, tenía un "balín" en la columna. La mascota se escapó de su casa e ingresó a una instalación militar. 

“Salió de la casa por un descuido y entró al cuartel, por la parte de abajo y en la noche salió sin poder mover ambas piernas. Al principio pensamos que lo atropellaron, pero luego de llevarlo al médico, salió que tiene en la columna una bala. A mi perrito le dispararon”, precisó Alejandra Almaráz, dueña de Joni. 

'Joni' es la mascota de su hija. Tiene un año y dos meses. Almaraz asegura que tras llevarlo al veterinario se dieron cuenta de que tenía una oreja cortada, por presunta "tortura". 

Tras difundirse el hecho, la Fuerza Nacional de Animalistas de Bolivia piden que se investigue el caso como un "intento de biocidio" en contra del perrito de raza salchicha. 

El presidente de la Fuerza Nacional Animalista de Bolivia, Iverth Flores, precisó que esta situación es "irregular" y que los militares deben ser investigados por el caso de 'Joni'. El perrito quizás no vuelva a caminar tras el impacto del balín. 

“Se supone que los uniformados son para defender a la sociedad y eso también implica a los animales y que haya sido lastimado por un uniformado no se admite de ninguna manera”, precisó Flores. 

En ese sentido, la propietaria del perrito aseguró que lo único diferente fue que el perrito se escapó de la casa y están seguros de que ingresó al recinto militar. 

“Mi perrito, no es malo. No mató, no mordió, solo se entró al cuartel y salió del cuartel torturado con la oreja cortada y con una bala en la espalda por la cual no podrá volver a caminar nunca más”, puntualizó. 

Artículos Relacionados

+ Artículos

Actualidad • JUN 20 / 2024
Jaguar de bioparque atacó a su cuidador

Lo más leído en Actualidad

Lo más leído en Bolivia.com