Bolivia.com La Paz Martes, 12 / Jun / 2018

Mago de Oz: Mala organización y arrestos deja su paso por Bolivia

La agrupación española vivió días accidentados en el capítulo boliviano de su gira.

Mago de Oz: Mala organización y arrestos deja su paso por Bolivia
Foto: AFP. Mago de Oz deja arrestos en su paso por Bolivia

Detenciones, conciertos cancelados y quejas de bandas de soporte y fans marcaron el último paso de la banda española Mägo de Oz por Bolivia. Una historia en la cual las responsabilidades se pueden repartir por igual entre los organizadores y la banda.

La expectativa era grande, Mägo de Oz debía realizar en La Paz, su segunda fecha en Bolivia, un concierto único en Latinoamérica, “Diabulus in Opera”, acompañado de la Orquesta Filarmónica de El Alto y la Sociedad Coral Boliviana.

Te puede interesar: Cholitas transformistas enamoran Bolivia en un concurso nacional

Declaraciones

Tras los inconvenientes presentados en La Paz, la promotora FM Rock reafirmó hoy que la banda española Mago de Oz es la responsable del cambio del formato de un concierto en La Paz, por el que el Departamento de Consumo de Bolivia impuso una multa a la empresa y que llevó a que dos de los músicos tuvieran que declarar en una comisaría.

El grupo tenía previsto ofrecer el pasado viernes en La Paz el único concierto sinfónico de su gira por Suramérica, pero el mismo día anunció que solo podría realizar su espectáculo habitual porque la empresa no facilitó los medios técnicos para actuar junto a una orquesta.

Sin embargo, el promotor, Gustavo Tobar, aseguró hoy en una rueda de prensa que hicieron "todo esfuerzo" para llevar a cabo los conciertos y acusó a Mago de Oz de no querer hacer el sinfónico "por la duración".

"Un concierto sinfónico serían tres horas, mientras que un concierto de la gira es una hora y media", destacó.

En la misma conferencia de hoy, el viceministro de Defensa de los Derechos del Usuario y del Consumidor de Bolivia, Guillermo Mendoza, confirmó que ese departamento apreció un incumplimiento por parte de la empresa FM Rock.

"Vamos a vigilar y verificar que los compromisos se cumplan", señaló Mendoza respecto al cambio de formato del concierto.

El conjunto finalmente no pudo completar la actuación ese día por la lluvia y se desencadenó un cruce de acusaciones con la promotora.

Al día siguiente dos miembros de la banda y una representante del grupo madrileño tuvieron que declarar en comisaría y la banda no pudo ofrecer el concierto anunciado ese sábado en la ciudad boliviana de Potosí, aunque dio otro en La Paz el domingo para compensar la suspensión del viernes al poco de iniciar la actuación.

Defensa del Consumidor multó a la promotora con el equivalente a unos 872 dólares por una infracción grave al "incumplir lo ofertado debido a que suspendió la participación de la Orquesta Filarmónica de El Alto y la Sociedad Coral Boliviana" en el concierto del 8 de junio.

Por su parte, Tobar también puso en entredicho "la vida personal desordenada" de los integrantes del grupo y calificó a su vocalista, Javier Domínguez, de "persona que no tiene cabeza".

El promotor reconoció "desconocer" el monto final que tendrán que devolver a los afectados, pero temió que será "muy fuerte".

La promotora se comprometió a devolver el importe de las entradas en los mismos puntos de venta a partir del próximo viernes y no descartó tomar medidas contra el grupo español.

No dejes de leer: El comercial de Chile que se 'burla' de la aspiración marítima de Bolivia

Bolivia.com