Por: Redacción Paranormal • Bolivia.com

La perturbadora historia de Mandy, la muñeca maldita de Canadá

Esta muñeca fue fabricada en Europa, posiblemente en Alemania o Reino Unido, entre los años 1900 y 1920.

Actualización
'Mandy' fue fabricada en Europa, entre los años 1910 y 1920. Foto: Youtube / Captura canal Supercurioso
'Mandy' fue fabricada en Europa, entre los años 1910 y 1920. Foto: Youtube / Captura canal Supercurioso

Esta muñeca fue fabricada en Europa, posiblemente en Alemania o Reino Unido, entre los años 1900 y 1920.

Mandy, es una muñeca antigua de porcelana de más de 115 años, que ha sido considerada 'maldita'.

Esta muñeca fue fabricada en Europa, posiblemente en Alemania o Reino Unido, entre los años 1900 y 1920. Ahora se encuentra exhibida en el Museo Quesnel de Canadá, luego de que fuera donada por su antigua dueña, alarmada por los extraños sucesos paranormales que observó cuando la llevó a su casa.

Ruth Stubbs, la cuidadora del Museo Quesnel, tenía la muñeca en su escritorio. Su antigua dueña, la había "donado" en 1991, con el fin de deshacerse de aquella extraña muñeca que, según ella, podían atribuírsele a la muñeca, ya que en reiteradas ocasiones, escuchó el llanto de un bebé que provenía del sótano de la casa. 

"Tenía grietas, golpes y la cara 'partida', pero había algo en ella que te transmitía la sensación de ser un niño real", dijo Stubbs a medios internacionales. 

Cuando la dueña revisaba el sitio, se daba cuenta que no había ningún niño pero las ventanas estaban abiertas. Según la mujer, luego de donar la muñeca los fenómenos paranormales cesaron inmediatamente. 

La antigua muñeca podía ser conservada como una preciosa antigüedad, pero para ello debía hacerse una valoración inicial, así que la experta, la dejó sobre el escritorio, "envuelta en un plástico especial". 

El fotografo y su pareja asistieron a cumplir con esa tarea. Pero al parecer, la muñeca comenzó a revelar una actitud "en contra de la luz de las cámaras", la mujer que acompañó al fotografo dijo haber sentido un suspiro leve y calido en su oreja y los objetos comenzaron a caerse de los estantes, sin explicación alguna. 

Poco después, algunos trabajadores del Museo revelaron que en la vitrina donde se encontraba exhibida 'Mandy', el resto de las muñecas sufrían "daños inexplicables". ¿Presencia paranormal o una simple casualidad? Juzguen ustedes.

Artículos Relacionados

+ Artículos