Bolivia.com La Paz Jueves, 12 / Jul / 2018

El paraíso de los dinosaurios, el mágico lugar de las huellas fósiles

El paraíso de los dinosaurios está ubicado en Bolivia y esto es lo que pocos saben de ella.

Parque Nacional Torotoro en Bolivia. Foto: Pixabay
Parque Nacional Torotoro en Bolivia. Foto: Pixabay

El parque Nacional Torotoro queda ubicado en el departamento de Potosí en Bolivia, un auténtico paraíso donde se encuentra geología y paleontología, puesto que alberga huellas de grandes dinosaurios y profundas cavernas del origen kárstico.

El acceso al parque nacional se da a través de Cochabamba, el cual tiene una superficie de 16.570 hectáreas y pertenece a la parte centro occidental de la Cordillera de los Andes bolivianos. 

Te puede interesar: Expertos latinos debaten en Bolivia la situación de mamíferos

¿De dónde viene el nombre Torotoro?

Torotoro, nombre original que proviene del vocablo quechua, cuyo significado es "thuru thuru pampa", que traducido al castellano es "Pampa de Barro". 

El municipio de Torotoro se caracteriza por su vocación productiva, también turística, ya que posee cualidades que talvez en otros lugares no se ven en una porción de tierra, eso es lo más impresionante", detalló José Arévalo Vásquez, técnico de turismo de la alcaldía municipal de Torotoro.

¿En dónde se encuentra?

Al norte de Potosí se encuentra El Parque Nacional Toro Toro, la meca de la paleontología, en donde miles de estudios se han hecho en este pueblo en el que se pueden encontrar huellas de dinosaurios enormes, y que se preservan debido a la calcificación de las rocas.

Ahí la naturaleza ha formado más de 30 cuevas que vuelven al paisaje todo un cuento, ir a Toro Toro es un viaje a la prehistoria. 

Torotoro es uno de los parques nacionales más importantes de Bolivia gracias a la importancia que sus huellas aportan tanto a la historia como a la paleontología, además de los estudios que la espeleología realiza en este maravilloso lugar.

Paraíso de los dinosaurios

En el parque Torotoro se encuentran enormes pisadas de dinosaurios por toda la región, además el lugar también es un destino turístico porque está acompañado de el gran Cañon de Garrapatal y la increíbles caídas de agua de El Vergel y las impresionantes cavernas de Umajalanta en donde el agua se pierde misteriosamente en la tierra.

Cabe resaltar que las marcas fósiles impresionan a todos no solo por los años que llevan conservadas, sino por el tamaño que tienen, una dimensión que nos hace ver a los humanos como seres muy inferiores, como algo diminutos comparado con los seres mastodónticos. 

Dinosaurios que habitaron el lugar

Se cree que son más de 2 mil 500 huellas profundas las que marcan el lugar, principalmente de dinosaurios terodáctilos. Los rastros de estos animales han ayudado a los paleontólogos a determinar la dimensión de cada especie, basándose en la profundidad de sus huellas, el tamaño de las patas traseras y los rastros que las delanteras también marcaron, incluso han podido descifrar la forma en la que avanzaban y por qué se desplazaban hacia otros lugares. 

No dejes de leer: Turista ciego recorrerá a pie 140 kilómetros del salar de Uyuni


 

Paula Andrea Barajas Fuquen - Bolivia.com