Bolivia.com La Paz Jueves, 08 / Nov / 2018

Roboré, el paraíso escondido de los bolivianos

A 400 kilómetros al este de Santa Cruz está Roboré, un pueblo con hermosos atractivos que atrapan a cualquier turista.

Roboré, el paraíso escondido de los bolivianos
Roboré, el paraíso escondido. Foto: Shutterstock

Con el paso de los años la ciudad de Roboré, se ha convertido en un destino turístico a nivel nacional e internacional. Gracias a la gran oferta de espacios naturales que ofrece la ciudad, sus visitantes logran compartir momentos inolvidables.

Roboré siempre ha sido considerado “como el paraíso escondido del oriente boliviano”, una reputación que se la otorgaron los visitantes extranjeros, que se deleitan con la belleza paradisiaca del entorno de este municipio.

Te puede interesar: Bolivia: 6 maravillas naturales para hacer turismo

¿En dónde está ubicado Roboré?

A 400 kilómetros al este de Santa Cruz está Roboré, un pueblo con hermosos atractivos donde resaltan sus balnearios naturales, de aguas cristalinas, pero además destaca su exuberante vegetación.

Chorro de San Luis. Entre los balnearios más importantes está El Chorro de San Luis, que tiene una caída de agua cristalina de cerca de 25 metros de altura.

Debajo de esta caída está una gran poza, rodeada de cañones, rocas y abundante vegetación. Al frente de la catarata, se encuentra una pequeña playa de finas arenas que complementan la majestuosidad del lugar.

Definitivamente Roboré es un lugar ideal para disfrutar del paisaje y de sus aguas naturales. Para acceder al lugar es necesario realizar una caminada de 2 horas a través de sendas naturales.

Los mejores atractivos turísticos

El Chorro de San Luis: Se le conoce por las aguas cristalinas que corren entre las piedras, las playas y pozos de agua fría. Lo fascinante para todos sus visitantes es la caída de agua, que es de aproximadamente unos 30 metros de altura.

Los Totaizales: Es un lugar que se forma por dos piscinas naturales con aguas frías y cristalinas. Allí se pueden realizar camping alrededor del río Robaré.

Cascada de los Helechos: La cascada tiene una caída de agua de aproximadamente unos 22 metros de altura. Éste lugar se encuentra rodeado de una hermosa vegetación.

Balneario El Chorro: En el balneario los turistas pueden refrescarse entre sus aguas, nadar y disfrutar de la naturaleza que los rodea. Aparte de eso allí pueden prepararse sus propios alimentos, las instalaciones del balneario están equipadas y permiten que los turistas cocinen.

 Roboré. Foto: Shutterstock

Balneario San Manuel: En el balneario de San Manuel, sus visitantes podrán aparte de tomar un baño, podrán acampar y realizar comidas campestres dentro de sus predios.

Balneario Municipal: Un lugar perfecto para compartir en familia y nadar en sus aguas cristalinas. 

Iglesia de Cristo Rey y plaza principal Ángel Sandóval: La iglesia, es un templo con gran influencia de arquitectura europea.

Aguas calientes: Aguas Calientes está situada en el municipio de Roboré a 30 kilómetros de la localidad capital de municipio, también la vía Bioceánica; se trata de flujos de aguas termales que tienen la consideración de ser los más largos de toda Latinoamérica.

 Roboré. Foto: Shutterstock

¿Cómo llegar?

Roboré se encuentra a  400 km de Santa Cruz de la Sierra, para llegar a la ciudad se puede por tierra, que son 266 km o por tren 289 km.

 Roboré. Foto: Shutterstock

 

¿Qué tal te pareció el paraíso escondido Roboré?

No dejes de leer: ¿Cuáles son los tours más populares en Bolivia?

 

Paula Andrea Barajas Fuquen - Bolivia.com