Por: Micaela Sanjines Ordóñez • Bolivia.com

Científicos experimentan con el antiviral que puede utilizarse como tratamiento contra la viruela del mono

Si bien el fármaco fue creado para la viruela humana, mostró buenos resultados en pacientes que contrajeron la viruela del mono.

Actualización
El fármaco puede ser administrado vía oral o intravenosa. Foto: Unsplash
El fármaco puede ser administrado vía oral o intravenosa. Foto: Unsplash

Si bien el fármaco fue creado para la viruela humana, mostró buenos resultados en pacientes que contrajeron la viruela del mono.

La viruela del mono o viruela símica ha cobrado importancia a lo largo y ancho del mundo por la cantidad de contagios que hasta ahora se han reportado. La mayoría de los pacientes afectados han sido de África durante las décadas pasadas y aún no hay un tratamiento específico que haya demostrado eficacia y seguridad contra esa infección.

Sin embargo, este año la viruela del mono se esparció por todo el mundo y casi 50 mil personas contrajeron el virus, es así como los científicos han puesto sus miradas en un tratamiento para esta enfermedad viral.

Según la información que se tiene hasta ahora, tras contraer la viruela símica los pacientes se recuperan en un periodo de dos a cuatro semanas, esto sin la necesidad de un tratamiento específico, solo combatiendo los síntomas más usuales.

En algunos países el antiviral 'tecovirimat' esta indicado para personas con mayor probabilidad de enfermarse gravemente por la viruela del mono, esto se debe a que ciertas personas presentan enfermedades de base o poseen sistemas inmunes debilitados. 

Hasta ahora el fármaco para la viruela del mono solo es utilizado como un tratamiento experimental para pacientes graves, que presentan sepsis o inflamación del cerebro, o de igual manera en personas que padecen de VIH u otras personas con algunas complicaciones. Pero se debe aclarar que el tecovirimat aun no fue aprobado por la FDA como tratamiento para la viruela del mono.

Pero este antiviral no es de fácil acceso, ya que el fármaco fue creado para la viruela común. Tras la erradicación de la viruela, especialistas conservaron muestras de este virus, pero temían que exista un rebrote una mutación, una fuja, o que fuera convertido en un arma al igual que paso con el ántrax. Su mayor preocupación radicaba en la mortalidad de la enfermedad ya que la viruela humana puede matar cerca del 30% de las personas infectadas.

Esto provocó que el campo de la investigación incursionara en desarrollar un fármaco para la viruela. Los investigadores diseñaron el antiviral pensando exclusivamente en la viruela humana, pero como este se ataca a una proteína que utilizan otros ortopoxvirus, entre ellos a viruela.

Por el momento el antiviral ha demostrado reducir la cantidad de virus y el número de lesiones de viruela llenas de líquido que se forman en su piel a través de estudios realizados en los animales infectados por la viruela del mono. Sin embargo, los datos de eficacia en humanos son mucho más limitados, lo que hace que algunos investigadores y organismos reguladores duden en autorizar el uso generalizado de tecovirimat.

El Tecovirimat se puede administrar como una píldora oral o puede ser administrada por vía intravenosa.

Artículos Relacionados

+ Artículos

Vida y Estilo • NOV 18 / 2022
Coqueluche: Todo sobre la vacuna pentavalente

Lo más leído en Vida Sana

Lo más leído en Bolivia.com