Fatiga pandémica, efectos del coronavirus en la salud mental y física

Los cambios, el miedo y la presión que ha generado la COVID-19 en la vida de las personas pueden provocar en una persona fatiga pandémica. 

Mar, 13 / Abr / 2021 5:20 pm

SÍGUENOS EN:

Google News
¿qué es y cómo saber si la padeces?. Foto: Shutterstock

¿qué es y cómo saber si la padeces?. Foto: Shutterstock

Mar, 13 / Abr / 2021 5:20 pm

Los cambios, el miedo y la presión que ha generado la COVID-19 en la vida de las personas pueden provocar en una persona fatiga pandémica. 

La implementación de medidas rigurosas para frenar la propagación de la COVID-19 ha generado sensaciones de desesperanza e incertidumbre que parecen no acabar. Es ahí cuando surge la fatiga pandémica, un concepto propuesto por la Organización Mundial de la Salud (OMS) que, aunque no es considerado un trastorno mental, sí refiere a una reacción natural que cualquier persona podría presentar al estar expuesta a restricciones de movilidad, estudio, trabajo y recreación. 

Según especialista en el tema, "se reconoce como fatiga a un conjunto de síntomas causadas por la crisis sanitaria, económica y social, generada por la pandemia que incluye aburrimiento, cansancio, ansiedad, desmotivación, desesperación, desesperanza, desilusión, incertidumbre y sensación de no tener el control de una situación".

Para el académico, son múltiples las causas que generan fatiga pandémica, especialmente cuando se dan por periodos muy largos, entre los que él destaca "la limitación para salir libremente de la casa, temor a perder el trabajo actual o no darle continuidad a los estudios, miedo a enfermarse o que un pariente cercano se contagie e incluso tener la sensación de que la crisis actual en la que vivimos no termine de manera rápida".

Te gustaría leer también:

¿Cómo saber si la padeces? 

Síntomas como "el aburrimiento generalizado, estado de ánimo bajo o irritable, el manejo de altos niveles de estrés, alteraciones del sueño, sentimientos de impotencia, son indicios de una fatiga pandémica"; lo que ha preocupado al Gobierno Nacional y a los profesionales de la salud, quienes elaboran planes estratégicos para atender y mitigar dichas perturbaciones.

Otros de los síntomas referidos por Gamba son la desconfianza a instituciones políticas o de salud y la apatía por estar informados sobre los protocolos de salud y medidas de restricción que, para el experto, "es un reflejo que las personas no desean seguir recomendaciones o restricciones dirigidas"

¿Cómo tratarla?

Las personas que padecen de esta fatiga deben regular el sueño para dormir entre 6 y 7 horas diarias, consumir frutas y verduras, practicar ejercicio periódicamente, activar redes de apoyo con amigos o familia, dejar de lado el modo productivo 24/7 para darle paso al descanso y el sano esparcimiento y, mantenerse informado con lo necesario para evitar la infoxicación.

Te gustaría leer también:

Ejercicio como respuesta

Hacer ejercicio puede mejorar la salud mental y física, y para ello, Mateo Baena, docente del área de entrenamiento deportivo de Areandina seccional Pereira recomienda: 

  • Ejercicios de flexión y extensión del cuello por 10 segundos. Luego, seguir con los hombros con aducción o elevación horizontal de los brazos o piernas hacia un lado.
  • Hacer circunducciones con los hombros, flexión y extensión de codos, muñecas, tronco, cadera, aducción y abducción de cadera.
  • Realizar ejercicios de flexoextensión de rodilla y tobillo de forma bilateral.

Cabe señalar que todos los ejercicios se pueden realizar durante el día en la jornada laboral o en casa con series de 15 a 20 segundos dependiendo de la resistencia del cuerpo de cada persona.

Felicidad para combatirla

Te gustaría leer también:

Valentina Marín, asesora de felicidad para la Rectoría Nacional de Areandina, sugiere:

  • Estilo de vida saludable: hacer actividades como yoga, pilates Tai Chi para liberar endorfinas, la lectura, ver comedias o conectarse con la naturaleza para reducir el estrés.
  • Alimentación consciente: mantener una alimentación balanceada sin llegar a los excesos. 
  • Rutinas: crear hábitos en las noches para tener energía para no caer en la desmotivación o apatía.
  • Filtrar y limitar el consumo de noticias: ser prudentes con el tiempo que le dedicamos a la conexión de las redes sociales y filtrar la información de noticias que consumimos.
  • Evitar el aislamiento: es importante conectarse con las demás personas, así sea de manera virtual.
  • Aceptar las emociones y desarrollar la inteligencia emocional: no es conveniente reprimir los sentimientos y, por el contrario, aceptarlos como son. Es importante escribir y darles nombre a las emociones como buscar espacios para tener conversaciones internas positivas.

Con información de Areandina • Bolivia.com • Mar, 13 / Abr / 2021 5:20 pm