Por: Redacción Vida Sana - Prensa HONOR • Bolivia.com

Los 6 hábitos que debes seguir si quieres tener un buen día

Rituales para ayudar a las personas a comenzar bien su día y alcanzar con felicidad sus metas.

Rituales para ayudar a las personas a comenzar bien su día y alcanzar con felicidad sus metas. Foto: Shutterstock
Rituales para ayudar a las personas a comenzar bien su día y alcanzar con felicidad sus metas. Foto: Shutterstock

Rituales para ayudar a las personas a comenzar bien su día y alcanzar con felicidad sus metas.

Los trastornos mentales, como la ansiedad, el estrés o la depresión, han ido en crecimiento durante la pandemia, razón por la que el ser humano se ha visto en la necesidad de hacer una búsqueda consciente y constante de recursos que le permitan adquirir un equilibrio en mente, alma y cuerpo, con el propósito de vivir en armonía con su entorno

Con esa intención de alcanzar ese estado de bienestar, los individuos han empezado a invertir tiempo de intimidad consigo mismos para fortalecer su autoestima e incrementar sus niveles de inteligencia emocional. A continuación, se recomiendan seis rituales para ayudar a las personas a comenzar bien su día y alcanzar con felicidad sus metas.

Beber un vaso de agua en ayunas

Es recomendable empezar la jornada con uno o dos vasos de agua en ayunas, pues además de depurar toxinas, ayuda a mantener la elasticidad de la piel, a controlar las hormonas del estrés, y actúa como un lubricante para los músculos y articulaciones. En Japón, existe una conocida "terapia del agua" que sugiere:

  • No ingerir alimentos hasta 45 minutos después de haber tomado agua en ayunas.
  • Pasado ese tiempo y después de desayunar, no comer ni beber nada hasta dos horas después.
  • El agua debe ser a temperatura ambiente.

Actividad física

Se aconseja hacer ejercicio todos los días por al menos 30 minutos. El ejercicio tiene innumerables beneficios para la salud e impacta positivamente al estado del cuerpo y la mente, ya que libera serotonina y dopamina, disminuyendo los niveles de estrés/ansiedad; asimismo, permite elevar la energía y reducir el riesgo de enfermedades crónicas como diabetes, infartos o incluso, la muerte prematura.

Meditar de cinco a diez minutos

La meditación es una práctica para entrenar la mente, ayudando a reducir el estrés, a aumentar la capacidad de concentración y a promover la aparición de pensamientos positivos; para ello, debes ponerte ropa muy cómoda, encontrar un lugar tranquilo donde pueda estar relajado y sin interrupciones. Se sugiere utilizar auriculares con cancelación de ruido.

Además, asegúrate de sentarte correctamente, centrar la concentración en la respiración y aceptar los pensamientos que llegan y van por al menos cinco o diez minutos al día. Al finalizar, escribe al menos tres afirmaciones para el día: "Mi vida está llena de amor", "Mi éxito es inevitable", "Estoy enfocado y listo para las nuevas oportunidades".

Un buen desayuno

El desayuno es la comida más importante del día, ya que es la que aportará entre el 20% y el 25% de energía para el día, mejorará el rendimiento intelectual y pondrá en marcha automáticamente al cuerpo después de ocho horas de sueño. Para alimentarse sanamente, es importante incluir en el desayuno: 

  • Una bebida caliente como: café, té o leche.
  • Fruta, que aporta vitaminas y fibra.
  • Cereales como: pan integral o avena.
  • Proteínas, ya sean de origen vegetal o animal.

Leer algunas páginas de un libro 

Leer hace crecer y en la mañana produce beneficios positivos para el día ya que abre la imaginación y al desarrollo creativo en la mente:

Leer produce beneficios positivos en el día. Foto: Shutterstock
Leer produce beneficios positivos en el día. Foto: Shutterstock
  • Mejorando el pensamiento analítico. 
  • Adquiriendo nuevos conocimientos.
  • Ampliando el vocabulario.
  • Generando empatía.
  • Reduciendo el estrés.

Planificar las tareas del día

Para tener un día productivo y eficiente, es vital organizar por escrito las metas y los pendientes. Esto puede realizarse en el block de notas del celular o en una agenda, y se recomienda comenzar desde lo más importante a lo menos importante. También, se le pueden sumar los tiempos que requieres para realizar cada una de ellas. 

A medida que transcurre el día, el propósito es ir chequeando aquello que se ha ido cumpliendo como una forma de motivación y reconocimiento. Asimismo, se evitará olvidar algo importante y contribuir a un mejor aprovechamiento del tiempo libre.

Artículos Relacionados

+ Artículos