Por: EFE • Bolivia.com

Baja la afluencia en puntos de vacunación tras suspensión de carnet en Bolivia

Algunos puntos de vacunación en el eje central del país estaban vacíos o con unas cuantas personas que acudieron para recibir la inmunización.

Actualización
La mayoría de las personas esperaba recibir su segunda dosis para completar el esquema de vacunación y otras querían realizarse la prueba PCR. Foto: EFE
La mayoría de las personas esperaba recibir su segunda dosis para completar el esquema de vacunación y otras querían realizarse la prueba PCR. Foto: EFE

Algunos puntos de vacunación en el eje central del país estaban vacíos o con unas cuantas personas que acudieron para recibir la inmunización.

La afluencia de personas que acuden a los puntos de vacunación contra la COVID-19 en Bolivia disminuyeron luego de la decisión del Gobierno de Luis Arce de suspender la exigencia del carné de vacunación.

Algunos puntos de vacunación en el eje central del país, La Paz, la central Cochabamba y la oriental Santa Cruz, la más golpeada por la covid-19, estaban vacíos o con unas cuantas personas que acudieron para recibir la inmunización.

La mayoría de las personas esperaba recibir su segunda dosis para completar el esquema de vacunación y otras querían realizarse la prueba PCR.

Esta situación se da un día después de la determinación del Gobierno boliviano de suspender la exigencia del carné de vacunación o la prueba PCR negativa mientras dure la declaratoria de Emergencia Sanitaria.

 El ministro de Salud, Jeyson Auza, explicó que el Consejo Nacional Estratégico de Emergencia Sanitaria determinó esta decisión para evitar "medidas innecesarias de violencia" ante las protestas de los grupos contrarios a la inmunización, que en gran parte son sectores afines al oficialismo.

Esta decisión generó críticas al Gobierno de Luis Arce al considerar que se trata de un "retroceso", mientras que varios asambleístas oficialistas señalaron que esta medida es para evitar aglomeraciones y destacaron que la vacunación esté avanzada en el país.

Auza pidió a los sectores que aún se movilizan en contra de los decretos que señalaban la obligatoriedad de mostrar el carné de vacunación que se sienten a dialogar con el Gobierno.

Bolivia vive la cuarta ola de contagios de COVID-19 con cifras récord que llegaron a más de 14.000 casos detectados en un día, aunque la tasa de letalidad es de 0,6%.

Se cumplió el objetivo

En tanto, la viceministra de Comunicación, Gabriela Alcón, argumentó que la decisión de suspender la obligatoriedad del carné de vacunación durante la Emergencia Sanitaria responde al cumplimiento del objetivo de aumentar la cantidad de vacunaciones.

"Se ha aplicado más de un millón de dosis en este período y esperamos que esto continúe porque es la única forma de cuidarnos y protegernos", expresó Alcón citada en un boletín.

Desde la vigencia de las normativas que obligaban a mostrar el carné de vacunación para ingresar a lugares públicos y privados desde el 1 de enero inicialmente, que luego fue aplazada al 26 de enero, se reportaron "picos" de afluencia en los puntos de vacunación en el que en un día se logró inmunizar a más de 145.000 personas, según datos difundidos por el Viceministerio de Comunicación.

A pesar de la determinación del Gobierno boliviano, los gobernadores de La Paz, Santos Quispe, y Chuquisaca, Damián Condori, indicaron que se mantendrá la exigencia del carné de vacunación en esas regiones.

A esto se sumó el alcalde de La Paz, Iván Arias, al igual que el alcalde de Cochabamba, Manfred Reyes Villa, quien indicó que se mantiene la medida para resguardar la vida.

Bolivia logró aplicar en total 11,3 millones de vacunas entre primeras, segundas y terceras dosis a una población vacunable de más de 7,2 millones de personas.

Las vacunas que se aplican en el país son Sinopharm y Sputnik V, que han sido adquiridas por el Gobierno, y las de AstraZeneca, Pfizer, Janssen y Moderna, donadas al país a través del mecanismo Covax, de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

El país acumula 785.094 casos de COVID-19 y 20.439 decesos, desde los primeros contagios en marzo de 2020. 

Artículos Relacionados

+ Artículos