Bolivia.com La Paz Jueves, 07 / Nov / 2019

Familia de joven fallecido durante protestas en Cochabamba exige justicia

Limbert Guzmán fue la nueva víctima de la violencia en Bolivia

la familia de Limbert Guzmán exige justicia. Foto: EFE
la familia de Limbert Guzmán exige justicia. Foto: EFE

La familia de un joven fallecido en enfrentamientos entre afines y contrarios al presidente de Bolivia, Evo Morales, reclamó este jueves justicia, durante el velorio de la tercera víctima mortal de la crisis política y social que atraviesa el país tras las elecciones del pasado 20 de octubre.

"Lo que pido es justicia", declaró a los medios el padre del joven, José Guzmán, en el velorio de su hijo en su domicilio familiar en la ciudad boliviana de Cochabamba.

Limbert Guzmán, de 20 años, falleció la pasada noche en un hospital de esta ciudad del centro de Bolivia, en la que el miércoles hubo graves enfrentamientos entre partidarios y contrarios al presidente Morales.

El padre recordó entre sollozos que su hijo era un estudiante que esperaba terminar este año la escuela secundaria, mientras velaba junto a otros familiares el féretro blanco con un cartel en el que se leía "Promo 2019" junto a fotografías, flores y velas.

El diario cochabambino Los Tiempos publicó que cuatro personas fueron detenidas por su supuesta relación con esta muerte, que investiga una comisión de fiscales que califica provisionalmente como homicidio el fallecimiento.

La familia presentó una denuncia también por homicidio, según Los Tiempos.

El opositor Carlos Mesa denunció en Twitter que el estudiante fue "brutalmente asesinado por militantes del MAS", el oficialista Movimiento al Socialismo de Evo Morales, "impulsados por el Gobierno que propugna irresponsablemente la confrontación entre hermanos".

Gobierno y oposición se culpan mutuamente de la violencia en el país, de la que el joven se convirtió en la tercera víctima mortal tras dos fallecidos por heridas de bala la semana anterior en enfrentamientos entre afines y contrarios a Morales.

Los seguidores del mandatario defienden su victoria en los comicios del 20 de octubre para un cuarto mandato consecutivo, mientras que sus detractores denuncian que hubo fraude electoral, piden al presidente que renuncie y demandan nuevas elecciones.

La región de Cochabamba registró durante gran parte del miércoles graves enfrentamientos, mientras que este jueves apenas se reportaron incidentes violentos.

La Defensoría del Pueblo de Bolivia contabiliza 346 heridos y 220 detenidos en 17 días de protestas en el país tras las elecciones. 

También puedes leer: Un nuevo fallecido dejaron las protestas en Cochabamba

EFE - Bolivia.com

Lo más visto en Bolivia.com