Bolivia.com La Paz Sábado, 19 / Ene / 2019

Gobierno de Bolivia declara "alerta sanitaria" en La Paz

Después de un deslizamiento de residuos en la ciudad, el Ministerio de Salud declaró la emergencia. 

SIGUENOS EN:

Google News
Los desechos podrían contaminar el agua utilizada para los cultivos. Foto: Twitter
Los desechos podrían contaminar el agua utilizada para los cultivos. Foto: Twitter

El Ministerio de Salud de Bolivia declaró el pasado viernes 18 de enero una "alerta sanitaria y desastre medioambiental" en La Paz tras un deslizamiento en el relleno sanitario de la ciudad que provocó la liberación de basura y lixiviados, acción que fue cuestionada por la Alcaldía paceña que asegura que la situación está controlada.

La declaración de alerta fue lanzada por el responsable de la unidad de Salud Ambiental del Ministerio de Salud, Daniel Cruz, que compareció ante los medios en La Paz junto al personal del Instituto Nacional de Laboratorios de Salud, dependiente del Estado.

"En este momento existe una acumulación excesiva de contaminantes que están en la parte inferior del deslizamiento", señaló Cruz, según un boletín de prensa del Ministerio de Salud.

El deslizamiento ocurrió el martes 15 de enero en el relleno sanitario situado en la zona de Alpacoma, administrado por la empresa privada Tratamiento Especializado de Residuos Sólidos y Servicios (Tersa), a la que la Alcaldía paceña ha contratado desde 2006 para esa labor.

Los residuos están esparcidos en al menos unos 15 kilómetros cuadrados, según medios locales.

Cruz indicó que la mayor preocupación del Ministerio de Salud son los lixiviados, un líquido que se produce por la descomposición de la basura que acumulan sustancias microbiológicas y bacteriológicas.

Si el problema "recrudece", se pasará "a una emergencia sanitaria", indicó el funcionario.

Se teme que los desechos lleguen al río Achocalla, cercano al lugar donde ocurrió el suceso, y contaminen esas aguas, que se usan para el riego de cultivos agrícolas.

También puedes ver: La Alcaldía entregará material escolar a mediados de año

"No hay razón para preocuparse"

Por su parte, el alcalde de La Paz, el opositor Luis Revilla, insistió el viernes en que la situación está controlada y que los desechos no han llegado al río.

Revilla también desvirtuó la declaración de alerta del Ministerio de Salud y consideró que se la hizo "con una finalidad extraña", pues por norma esa atribución le corresponde al municipio.

La autoridad edil también advirtió de algunas contradicciones en el discurso gubernamental sobre los análisis de muestras del río Achocalla para saber si existe o no contaminación a causa del deslizamiento.

"¿Qué está pasando, los análisis futuros se van a adecuar a la decisión política?", objetó Revilla.

Según el alcalde, en esta jornada se presentó un plan de contingencia para evitar que los residuos lleguen hasta el río con acciones como la construcción de diques.

Algunos habitantes del municipio de Achocalla, vecino de la zona donde está el relleno sanitario, bloquean desde hace unos días el ingreso al lugar para impedir el ingreso de camiones basureros.

La Alcaldía de La Paz ha pedido a los movilizados que cesen la medida para evitar un desastre ambiental en la ciudad.

Por su parte, el alcalde de Achocalla, el oficialista Dámaso Ninaja, comunicó esta semana que al menos 4.000 personas que viven cerca del relleno sanitario han sido afectadas por los olores que salen y lamentó la "contaminación de los recursos hídricos", aunque Revilla ha negado tal extremo.

Cada día en La Paz se producen alrededor de 600 toneladas de basura.

Te puede interesar: Se destinarán Bs 19 millones este año para mantenimiento vial en Cochabamba

EFE - Bolivia.com

SIGUENOS EN:

Google News