Bolivia.com La Paz Lunes, 03 / Sep / 2018

Revelan conversaciones secretas por una salida al mar entre Bolivia y Chile

Salen a la luz minutas secretas del último esfuerzo entre Piñera y Morales por una salida al mar.
 

Evo Morales y Sebastián Piñera. Foto: AFP
Evo Morales y Sebastián Piñera. Foto: AFP

El diario chileno La Tercera reveló ayer unas conversaciones secretas entre autoridades del gobierno de Sebastián Piñera y Evo Morales en 2011 para una salida a las costas del océano Pacífico, pero todas las negociaciones no contemplaban un acceso soberano.

El reportaje publicado ayer indicó que Chile se prepara para el fallo de la Corte Internacional de Justicia (CIJ) de La Haya.

Te puede interesar: Evo dice que demanda marítima está 'bien encaminada' y esto es lo que pide

La publicación reveló que los presidentes de Bolivia y Chile, Evo Morales y Sebastián Piñera, respectivamente, mantuvieron conversaciones secretas en 2011 para una "solución de medio camino" por un enclave costero y un polo portuario-industrial sin soberanía.

En esos encuentros se discutieron propuestas como un "enclave costero sin soberanía".

Intento de un posible acuerdo

El 28 de junio de 2011, en Lima, Perú, Morales y Piñera se reunieron por una hora y 45 minutos en uno de los salones del hotel Country Club de Lima, previo al acto de asunción de mandato de Ollanta Humala. 

En aquella oportunidad, los mandatarios de Bolivia y Chile acordaron realizar un último esfuerzo por el diálogo.

Para las negociaciones fueron designados Jorge Bunster en representación de La Moneda y por La Paz Walker San Miguel, exministro de Defensa y luego cónsul general de Bolivia en Chile. El primer encuentro entre ambos delegados fue el 12 de agosto de 2011 en Mendoza.

“San Miguel se muestra disponible a este planteamiento. Entiende que hoy no hay espacio para una negociación con soberanía, pero que sí podemos hacer una negociación para que su país mejore la ‘cualidad marítima’”, escribió Bunster en su informe, se lee en el reporte del impreso.

Bolivia insistió en un corredor soberano

“Las minutas secretas del último esfuerzo entre Piñera y Evo Morales por una salida al mar” tituló el matutino La Tercera.

En la reunión, según el reportaje, los emisarios acordaron que la “negociación se haga sobre lo que podría ser ‘un Tratado de Integración y Desarrollo”, que fuera ratificado por los parlamentos de Chile y Bolivia. Esto, según Bunster, San Miguel añadió que permitiría, además, zanjar la obligación que impuso Bolivia en la Constitución de denunciar el Tratado de 1904.

Ambos delegados tuvieron un segundo encuentro el 2 de septiembre de 2011 en Buenos Aires, Argentina. En aquella oportunidad, Bunster -según el informe- le comunicó que “hablaba directamente a nombre del presidente Morales”, pues un día antes se habría reunido con el primer mandatario, con el vicepresidente Álvaro García Linera y el canciller David Choquehuanca.
 
En esta segunda cita San Miguel habría reiterado la necesidad de que el “Acuerdo de Intergración y Desarrollo” fuera ratificado por los congresos. En este encuentro, Chile y Bolivia hablaron sobre el ferrocarril Arica-La Paz, el emprendimiento industrial que favorezca a las exportaciones de minerales, gas y otros. El tercer punto fue “el más duro de la negociación”, se trata de la entrega en comodato de un terreno en el borde costero al norte de Arica, donde Bolivia aspira una salida con soberanía.

“San Miguel partió diciendo que era un terreno insuficiente, y fue particularmente incisivo en hacer mención a los terrenos al norte del aeropuerto que colindan con la frontera con Perú”. Pero Bunster amenazó con retirar esta oferta, San Miguel flexibilizó su postura y pidió que la tercera reunión se realice en Arica para inspeccionar el terreno que ofrecia Chile, se lee en la nota.

San Miguel y Bunster se reunieron en cinco oportunidades. En la última minuta, Bunster le advirtió a Piñera que “parece claro que los vientos internos en Bolivia van en la dirección de construir la demanda marítima. Muchos pueden constatar que ese camino es un gran error, pero ninguno se atreve a pagar el precio de oponerse”.

No dejes de leer: Bolivia espera en octubre fallo de la CIJ sobre causa marítima

Paula Andrea Barajas Fuquen - Bolivia.com