Bolivia.com La Paz Jueves, 21 / Nov / 2019

“Evo Morales puede regresar a Bolivia, pero deberá enfrentar la justicia”: Jeanine Áñez

La presidenta interina señaló que su objetivo principas es convocar a nuevas elecciones.

Áñez dice que Morales deberá responder por varias denuncias de corrupción en su gobierno. Foto: EFE
Áñez dice que Morales deberá responder por varias denuncias de corrupción en su gobierno. Foto: EFE

La presidenta interina de Bolivia, Jeanine Áñez, advirtió a Evo Morales que tiene cuentas pendientes con la Justicia si regresa al país, por un supuesto delito electoral y presuntos caos de corrupción de su Gobierno.

Áñez aclaró a medios internacionales en La Paz que su Ejecutivo provisional no busca "venganza" ni tiene "intenciones revanchistas", sino cambiar el rumbo de un país que caminaba hacia "un Estado totalitario".

Te puede interesar: Morales asegura que Gobierno transitorio de Áñez prepara un Estado de sitio

La presidenta acusa a Morales de intentar manipular a la comunidad internacional desde su asilo en México, para convencer de que sufrió un golpe de Estado que le obligó a renunciar, después de que un informe de la Organización de Estados Americanos (OEA) advirtiera graves irregularidades en los comicios del 20 de octubre.

La mandataria provisional añadió que "impuso su deseo de porrogarse en el poder" con un fraude electoral "descarado" ese día y después de no haber respetado un referéndum de 2016 que le negó la posibilidad de concurrir para un cuarto mandato seguido.

"El golpe de Estado lo dio a la democracia Evo Morales", sentenció.

En este contexto, declaró que no está previsto conversar con el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, de quien dice respetar su derecho a dar asilo a Morales, pero le advirtió de que no se podía permitir que Bolivia avanzara hacia situaciones como las de "Venezuela, Cuba o Nicaragua".

Asimismo, exigió a México que haga cumplir la normativa que impide a un asilado hacer declaraciones políticas, en este caso para hacerse "la víctima".

"Él se fue solo, nadie lo echó del país", subrayó para mostrarse abierta a que vuelva, "pero tiene que responder con la Justicia".

La jefa de Estado interina señaló que hubo una "mesa de negociación" para que saliera del país, sin aportar detalles.

La mandataria provisional acusó al oficialismo de Morales de quedarse viendo "cómo se caída el país", mientras que fue la oposición la que se atrevió a acabar con la ausencia de Estado.

 

EFE - Bolivia.com