Bolivia.com La Paz Martes, 28 / Ene / 2020

Jeanine Áñez pone en riesgo su futuro político al presentarse como candidata a la Presidencia de Bolivia

La jefa de Estado quiere garantizar un mejor porvenir para todos los bolivianos, poniendo en juego su futuro político por ser candidata a la Presidencia de los nuevos comicios.

Presidenta interina de Bolivia Jeanine Áñez durante un discurso. Foto: ABI
Presidenta interina de Bolivia Jeanine Áñez durante un discurso. Foto: ABI

La presidenta Jeanine Añez afirmó el martes que pone en riesgo su futuro político al presentarse como candidata en las elecciones generales del próximo 3 de mayo, para garantizar un mejor porvenir para todos los bolivianos, frente a las críticas vertidas por representantes políticos del país en los últimos días.

"La gente dice que estoy poniendo en riesgo mi futuro político y ¿de qué sirve el futuro político si el país se mantiene en el conflicto? ¿si sigue reinando la división? ¿si Bolivia pierde la estabilidad que hemos construido? ¿si regresamos al pasado autoritario? Me juego mi futuro por el futuro de todos los bolivianos", aseguró.

Añez, en un acto en el que juramentó a su nuevo gabinete ministerial en Palacio de Gobierno, dijo, además, que su candidatura pone a Bolivia por encima de cualquier interés individual, ya que fueron vanos sus esfuerzos por consolidar un frente único para los nuevos comicios.

La jefa de Estado afirmó que su candidatura, que fue anunciada el viernes en La Paz, es legal y está protegida por la Constitución Política del Estado y aseguró que no incurrirá en acciones inconstitucionales.

"En la Constitución no existe ninguna prohibición para postularme a la presidencia ejerciéndola al mismo tiempo, así que voy a ser candidata y ejercer la presidencia al mismo tiempo sin cometer ningún acto inconstitucional", señaló.

Escucha acá las principales emisoras informativas de Bolivia

En ese marco, dijo que realizará sus actividades proselitistas en horarios no laborales sin uso de los bienes del Estado y aseguró que no se mezclará con su gestión de Gobierno.

"He dispuesto claramente que mi candidatura estará separada del uso de los bienes del Estado. Mi campaña la haré en horas que no sean de trabajo y no haré uso de los medios estatales", afirmó.

Áñez también aseguró que su aspiración a la silla presidencial no afectará la labor del independiente Tribunal Supremo Electoral (TSE) y recordó que esa instancia es la que debe garantizar que los comicios sean limpios, justos y transparentes.

Aseguró que los vocales del TSE "no responden a nadie más que a la ley" para cumplir sus funciones.

La presidenta es candidata por la alianza Juntos, formada por Demócratas, Soberanía y Libertad (Sol.bo), la agrupación ciudadana Todos y la agrupación política Unidos Para Renovar (Unir).

De acuerdo con el líder de Sol.bo, Luis Revilla, hasta el jueves se conocerá a quien acompañará a Áñez y formará con ella el binomio que deberá ser inscrito hasta el 3 de febrero ante el TSE.

Con información de ABI - Bolivia.com