Por: Redacción Actualidad • Bolivia.com

El Gobierno abroga la ley 1386, pero los sectores movilizados se mantienen en alerta

A pesar de la abrogación de la ley 1386, los sectores que se movilizaron todavía se mantienen en alerta.

Protestas contra la ley 1386. Foto: EFE
Protestas contra la ley 1386. Foto: EFE

A pesar de la abrogación de la ley 1386, los sectores que se movilizaron todavía se mantienen en alerta.

Luego de nueve días de movilización y enfrentamientos el Gobierno decidió abrogar la polémica ley 1386. Ahora, el tránsito en las ciudades retorna a la normalidad, incluso en Santa Cruz donde las protestas se desarrollaron con mayor fuerza.

El comité cívico de esa ciudad, sin embargo, todavía se mantiene en “emergencia y movilización permanente”. La Unión Juvenil Cruceñista incluso rechazó que se levante el paro debido a que no fueron atendidas todas las demandas.

En Potosí, otro de los focos más fuertes de las manifestaciones, también decidieron parar con las protestas, aunque solo de forma momentánea. Los cívicos de esa ciudad determinaron un cuarto intermedio para mantener el movimiento económico por las fiestas de fin de año, pero todavía tendrán discusiones sobre las otras leyes cuestionadas y los dos tercios en la Asamblea.

En La Paz, una Asamblea de la Paceñidad determinó que se realizará una gran marcha. También en pedido de la reposición de los dos tercios y rechazando el grupo de las denominadas “leyes malditas”, de las que la recientemente abrogada norma era parte.

Las organización afines al Movimiento Al Socialismo también han llamado a movilizaciones, cabildos y marchas en las ciudades de El Alto, Santa Cruz y Chuquisaca; que serán para mostrar su respaldo a la gestión de Arce y en defensa de la reactivación económica.

El Gobierno, por su parte, a pesar de abrogar la ley, mantiene su postura sobre los sectores movilizados.

El presidente Luis Arce publicó luego de que se aprobara la anulación de la ley: “Cada día, con esfuerzo y dignidad el pueblo trabajador derrota los afanes golpistas de cívicos racistas y derechistas que con paros violentos atentan contra la economía de #Bolivia".

Pero desde el oficialismo hubo quienes también admitieron errores y dijeron que falló la “socialización” que debió hacer el Ejecutivo antes de aprobar la legislación.

El propio presidente del MAS y exmandatario, Evo Morales, reconoció que había un error en uno de los anexos de la norma.

"Hay que reconocer que nadie conocía anexos de la Ley 1386. Algunos transportistas me llamaron y me explicaron 'está así, compañero Evo'. No sé si los técnicos hicieron mal, no sé si será un error voluntario. Evidentemente, afectaba a algunos sectores de la economía informal", aseguró Morales

TAGS: Gobierno

Artículos Relacionados

+ Artículos