Bolivia.com La Paz Miércoles, 04 / Sep / 2019

La NASA y la ESA planean estrategias de defensa planetaria

Las estrategias de defensa planetaria intentarán desviar un asteroide "potencialmente peligroso". 

Las instituciones científicas buscan crear una estrategia de defensa planetaria. Foto: Shutterstock.
Las instituciones científicas buscan crear una estrategia de defensa planetaria. Foto: Shutterstock.

Según difundieron medios especializados, los investigadores de la NASA y de la Agencia Espacial Europea (ESA) asistirán a una conferencia en Roma para discutir sobre una misión muy ambiciosa para la comunidad científica: desviar un asteroide que está orbitando en el espacio.

The Asteroid Impact Deflection Assessment (AIDA) es el nombre del programa en el que se alían la ESA y la NASA, a través de él unir sus conocimientos para desarrollar una técnica que podría proteger a la tierra de objetos potencialmente peligrosos. 

También te pudiera interesar leer: ¡Plutón sigue siendo un planeta!

El objetivo está fijado para desviar la trayectoria de un asteroide doble conocido como Didymos que orbita entre Marte y la Tierra. ¿Qué harán para desviarlo? La NASA y la ESA utilizarán una nave diseñada por la agencia estadounidense conocida como DART (Double Asteroid Redirection Test), será lanzada en el verano de 2021 y está previsto que colisione en 2022.

Según detallan medios especializados está calculado que este satélite en miniatura nombrado como LICIACube (Light CubeSat For Imaging Asteroids) también vaya con DART en la misión, y se espera que logre desprenderse antes de la colisión para que quede registrado el momento del impacto.

"El hecho de volar las dos misiones juntas, magnificará el retorno del conocimiento general entre ambas instituciones. Hera, de hecho reunirá datos esenciales para convertir este experimento en una técnica de defensa planetaria", aseguraron los expertos a los medios internacionales. 

Según las agencias espaciales, este sistema de desvío no funcionaría con otra clase de asteroides que estén a una velocidad más rápida de lo que órbita el Didymos.

Redacción Tecnología - Bolivia.com