Bolivia.com La Paz Martes, 04 / Dic / 2018

¿Por qué la Torre de Pisa se está enderezando?

La inclinación se redujo en 4 centímetros en este monumento que atrae a 3 millones de turistas al año.

¿Por qué la Torre de Pisa se está enderezando?
Torre de Pisa Italia. Foto: AFP

La Torre de Pisa está cada vez menos torcida, así lo certifica el último informe del grupo de supervisión que ha concluido que, gracias a los trabajos de consolidación que se realizaron hace 17 años, su inclinación se ha reducido unos 4 centímetros.

El grupo de ingenieros formado para vigilar diariamente uno de los monumentos más icónicos del mundo, el campanario de la catedral de Santa María Asunta en la Plaza de los Milagros, acaba de concluir que se está enderezando con el tiempo.

Te puede interesar: 7 destinos no tan turísticos de América Latina que te enamorarán

La historia de la Torre de Pisa

Símbolo de poder de la República de Pisa durante la Edad Media y joya del arte, este campanario forma parte del complejo de monumentos alrededor de la catedral de la ciudad. 

La torre, de unos 58 metros de altura y un peso de más de 14.000 toneladas, comenzó a inclinarse rápidamente tras el inicio de su construcción, en 1173, debido a la debilidad de los cimientos y al terreno maleable.

Famosa en todo el mundo por su forma, se temía que la torre llegara a derrumbarse. Pero el gobierno italiano creó hace 30 años una comisión internacional de expertos y emprendió una campaña de trabajos de consolidación.

Torre de Pisa. Foto: AFP

El hermoso monumento de mármol, declarado en 1987 Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, tuvo que permanecer cerrado al público durante once años, entre 1990 y 2001, para frenar ese fenómeno, debido a que la inclinación llegaba hasta los 4,5 metros con respecto a la vertical.

¿Nunca se enderezará?

Nunziante Squeglia, un profesor de ingeniería de la Universidad de Pisa, forma parte del grupo de monitoreo del monumento y lleva estudiando y midiendo la torre desde hace 25 años.

Para comprender el movimiento de un monumento que pesa 14.500 toneladas, las mediciones se realizan cada hora, algunas con relojes automáticos, otras utilizando instrumentos manuales.    

"La torre tiende a deformarse y a reducir su inclinación en verano, cuando hace calor, porque se inclina hacia el sur, de modo que la cara sur se calienta y la piedra se dilata. Al dilatarse se endereza", explica Squeglia, citado por Infobae.

Nunziante Squeglia. Foto: AFP

Las variaciones de su inclinación

El profesor de geotécnica de la Universidad de Pisa y colaborador del grupo de supervisión de la Torre, Nunziante Squeglia, explicó en una entrevista que con la estabilización "se redujo la inclinación de unos 2 mil arcosegundos, más o menos medio grado, o 40 centímetros".

Y desde entonces, en estos 17 años, "se endereza una media de 1-2 milímetros al año", pero que lo cuenta es "la estabilidad que ha conseguido el campanario que es mucho mejor de lo previsto".

Estas variaciones se calculan gracias a los instrumentos de vigilancia con los que cuenta la torre y también colocados en el terreno.

Los instrumentos mandan los datos a los ordenadores para tener cada hora una actualización de las posibles oscilaciones y vibraciones, causadas también por posibles terremotos", explica el profesor que asegura que el monumento está entre "los más vigilados del mundo".

Pero explica que la Torre de Pisa no perderá su mayor característica, la inclinación, que atrae a cerca 3 millones de turistas cada año.

"A este ritmo no podrá ocurrir ni en 2 siglos", asegura.

La torre acabará por estabilizarse o incluso, apunta el ingeniero, en un futuro que es imposible de calcular por el momento comenzará de nuevo a inclinarse hacia el sur.

¿Y tú, crees que algún día la Torre de Pisa se enderezará?

No dejes de leer: Roboré, el paraíso escondido de los bolivianos

Paula Andrea Barajas Fuquen - Bolivia.com