Por: Mary Mora Escamilla • Bolivia.com

Sologamia: una mujer de 24 años decidió casarse con ella misma

Su decisión ha recibido todo tipo de críticas, pues muchos consideran algo ilógico llevar a cabo una boda de estas características solo para dejar en claro que se tiene amor propio.

Esta es la forma de demostrar su amor propio y buena autoestima. Foto: Shutterstock
Esta es la forma de demostrar su amor propio y buena autoestima. Foto: Shutterstock

Su decisión ha recibido todo tipo de críticas, pues muchos consideran algo ilógico llevar a cabo una boda de estas características solo para dejar en claro que se tiene amor propio.

La sologamia, un término que no ha sido registrado por la Real Academia Española (RAE), cada día se vuelve más popular en la sociedad, pero, ¿qué significa? Esta palabra tiene que ver con aquellas personas que deciden casarse consigo mismos, como una muestra de amor propio y buena autoestima.

Una clara forma de demostrarle a los demás que no necesitas de otra persona para alcanzar la felicidad; precisamente, esto le ocurrió a una joven de 24 años nacida en Vadadora (India), quien tomó la decisión de contraer nupcias matrimoniales con ella misma, pues se cansó de buscar el amor y encontrarlo.

La joven, identificada como Kshama Bindu, llamó la atención por ser la primera boda de una persona con ella misma en dicho país, además de que se desempeña como influencer; además, la ceremonia la realizó con las mismas tradiciones y rituales que se llevan a cabo en su cultura.

Publicación de Instagram. Foto: Instagram @sayajeeinfotainment

"Nunca quise casarme, pero sí quería ser novia, así que decidí casarme conmigo misma (...) Puede parecer increíble, pero desde feras (los círculos que representan las metas de la vida hindú y que el novio y la novia recorren de modo simbólico al rodear el fuego sagrado el día de la celebración de su matrimonio), hasta la realización de rituales tradicionales e incluso el uso de bermellón, la boda lo tendrá todo", fueron las palabras de la joven antes de la realización de la boda.

Y, aunque, no hizo falta ningún ritual o protocolo propio de su religión, fue imposible realizar un baraat, la común procesión que hace el novio en la boda, pues no había una segunda persona en este matrimonio.

El otro detalle que se estarán preguntando es la luna de miel. La joven decidió disfrutar de increíbles momentos en soledad, dos semanas en las que estará viajando a Kshama Bindu en Goa, un estado al oeste de la India.

Su decisión ha recibido todo tipo de críticas, pues muchos consideran algo ilógico llevar a cabo una boda de estas características solo para dejar en claro que se tiene amor propio; otros aseguran que solo se trata de una estrategia para ganar seguidores y reconocimiento en sus redes sociales; no obstante, esto jamás afectó en su decisión.

+ Artículos