Actualización: Mié, 22 / Abr / 2020 1:01 pm
Bolivia.com La Paz Mié, 22 / Abr / 2020 11:44 am

Estudio defiende que el coronavirus ataca los vasos sanguíneos de múltiples órganos

El estudio intenta explicar cómo la enfermedad también causa numerosos problemas cardiovasculares y fallos de diversos órganos vitales.

SIGUENOS EN:

Google News
Inflamación sistemática de los vasos sanguíneos en múltiples órganos. Foto: Shutterstock
Inflamación sistemática de los vasos sanguíneos en múltiples órganos. Foto: Shutterstock

Un estudio realizado por investigadores del Hospital Universitario de Zurich (Suiza) sostiene que la enfermedad de COVID-19 actúa como una inflamación sistemática de los vasos sanguíneos en múltiples órganos, más que como una neumonía pulmonar y que se suma a los síntomas de fiebre, la tos y la falta de aliento.

El estudio, publicado en la prestigiosa revista médica The Lancet y del que se hace eco la televisión suiza RTS, intenta explicar cómo la enfermedad, pese a ser considerada principalmente un síndrome respiratorio, también causa numerosos problemas cardiovasculares y fallos de diversos órganos vitales.

El equipo zuriqués, encabezado por la doctora Zsuzsanna Varga, examinó en microscopio tejidos de pacientes fallecidos por COVID-19 y determinó que el coronavirus causaba inflamaciones en el endotelio (pared interna de los vasos sanguíneos) de diferentes órganos, no sólo en el sistema respiratorio. 

Muchos pacientes han experimentando desorientación que no saben ni dónde están ni en qué año viven, pero en algunos casos este síntoma parece presentarse en múltiples ocasiones en relación con el daño sufrido en los pulmones.

Te puede interesar: El nuevo y extraño síntoma que produciría el coronavirus, sobre todo en jóvenes

Los investigadores dedujeron que el virus ataca el sistema inmunológico no a través de los pulmones, sino directamente a través de receptores ACE2 presentes en el endotelio, por lo que éste pierde su función protectora.

"La enfermedad de COVID-19 puede afectar los vasos sanguíneos de todos los órganos", concluyó el cardiólogo del Hospital Universitario de Zúrich.

La inflamación sistemática de los vasos sanguíneos a causa del coronavirus puede afectar no solo a los pulmones sino también al corazón, el cerebro, los riñones o incluso el tracto digestivo, estimaron los expertos.

El endotelio de los pacientes más jóvenes suele "defenderse" mejor de este ataque del coronavirus, mientras que en personas mayores y grupos de riesgo (diabéticos, pacientes de hipertensión o enfermedades cardiovasculares) su función endotelial está debilitada, lo que explica su mayor vulnerabilidad.

En la práctica, esto podría traducirse en que a la hora de tratar a los pacientes se debe buscar no solo luchar contra la expansión del coronavirus en su organismo, sino también en intentar estabilizar el sistema vascular de los pacientes.

Daños del virus en el cerebro

Los expertos no se encuentran sorprendidos del todo con este nuevo síntoma que deja ver el nuevo coronavirus, SARS-CoV-2, que afecta el cerebro y el sistema nervioso, ya que eso ya se observó con otros virus como el del sida, el VIH

Estas enfermedades pueden afectar el cerebro sobre todo de dos maneras, así lo explica el neurólogo en la Mayo Clinic en Minnesota, Michel Toledano.

En la primera ocurre una respuesta inmunitaria anormal llamada tormenta de citocinas, que provoca una inflamación del cerebro denominada encefalitis autoinmune.  

Y en la segunda se produce por una infección directa del cerebro, llamada encefalitis viral. El cerebro está protegido por la barrera hematoencefálica, que se encarga de bloquear las sustancias intrusas, aunque en ocasiones puede fallar y dejar pasar alguna. 

Expertos sostienen la hipótesis de que la nariz podría ser la vía de acceso hasta el cerebro, ya que la pérdida de olfato es habitual para numerosos infectados de coronavirus. Pero esa teoría se ve debilitada por el hecho de que muchos pacientes que pierden el olfato no sufren graves problemas neurológicos

La principal teoría es que el impacto en el cerebro es fruto de una respuesta inmunitaria excesiva, pero para confirmarla es necesario detectar el virus en el líquido cerebroespinal de un enfermo. 

También puedes leer: Lupe Hernández, la mujer latina que inventó el gel antibacterial

Redacción vida sana, con información de EFE - Bolivia.com

SIGUENOS EN:

Google News