Por: Micaela Sanjines Ordóñez • Bolivia.com

La historia de Tilikum la polémica Orca asesina

La última víctima del animal Dawn Brancheau fue entrenadora de ballenas en SeaWorld en Orlando, Florida en 2010.

La orca murió en 2017 tras graves problemas de salud. Foto: Shutterstock
La orca murió en 2017 tras graves problemas de salud. Foto: Shutterstock

La última víctima del animal Dawn Brancheau fue entrenadora de ballenas en SeaWorld en Orlando, Florida en 2010.

El mamífero, según cuenta la historia sufrió abusos durante sus 30 años en cautiverio lo que la convirtió en una potencial amenaza, la orca fue capturada en la costa de Islandia en 1983 y reubicada en un tanque de almacenamiento de hormigón en el zoológico marino de Hafnarfjördur, cerca de Reykjavík. Arribó posteriormente al parque acuático en 1984, donde ocurriría el incidente en 1991, lo obligaban  a estar 14 horas al día en una pequeña piscina de 26 pies con dos orcas hembras mayores. 

Su primera víctima fue registrada como Keltie Byrne, quien tenía 21 años de edad, estudiaba biología marina y trabajaba medio tiempo en Sealand of the Pacific en Canadá, murió después de ser atacada por tres ballenas orcas a la vista de los espectadores. De acuerdo a los testigos, Tilikum la aprisionó, al tiempo que otras dos orcas le imposibilitaron que el personal del parque la alcanzara.

Ante el lamentable hecho, la entrenadora Karen McGee dijo al diario Mirror “acabo de escucharla gritar mi nombre. Le lancé el salvavidas. Ella estaba tratando de agarrar el anillo, pero la ballena, básicamente, no la dejó”. “Para ellos era una sesión de juego y ella estaba en el agua”.

Según expertos, el hecho se pudo deber a la cantidad de tiempo que la orca pasó en cautiverio, los cuales la volvieron “psicótica”, teorías que fueron reafirmadas en el documental Blackfish de 2013. La siguiente muerte se dio el 6 de julio de 1999, entrenadores horrorizados encontraron el cuerpo de Daniel Dukes, de 27 años, sobre la espalda de Tilikum. El sujeto era un visitante del parque y se quedó después del cierre del parque.

Pero sin duda el accidente más impactante fue el último registrado en 2010 a su entrenadora Dawn Brancheau, la mujer era apasionada por el mundo acuático desde pequeña, estudió psicología y comportamiento animal en la universidad y, cuando se graduó, pasó dos años trabajando con delfines en un parque en Nueva Jersey antes de conseguir su puesto en SeaWorld. Dos años después de comenzar a trabajar en el parque de Orlando, Dawn cumpliendo su sueño de chica de convertirse en entrenadora de orcas.

Su muerte se dio en un espectáculo cuando Dawn estaba acostada fuera del agua con la cara junto a la de Tilikum, frotándose la cabeza. De pronto, fue arrastrada hacia dentro de la piscina. En principio, se afirmó que había sido agarrada del pelo, pero luego hubo señales de que la orca la había tomado por el hombro.

Uno de los entrenadores John Hargrove indió en su momento “Nunca sabremos por qué Tilikum tomó la decisión de agarrar a Dawn y llevarla a la piscina. Él tenía una gran relación con ella y ella tenía una gran relación con él. Creo que él la amaba y sé que ella lo amaba a él”. El animal no solo la ahogó, le arrancó el brazo izquierdo y el cuero cabelludo y fue después de 45 minutos que pudo ser sacado el animal para llevarlo a otra piscina. 

Artículos Relacionados

+ Artículos