Actualización: Jue, 13 / Ago / 2020 5:54 pm
Bolivia.com La Paz Jue, 13 / Ago / 2020 5:53 pm

Gobierno evalúa al menos ocho políticas económicas, sanitarias y sociales aplicadas para enfrentar al COVID-19

La autoridad afirmó que desde el inicio de la crisis sanitaria el Gobierno asumió con firmeza una lucha implacable por la salud, tanto en la prevención como en el tratamiento.

SIGUENOS EN:

Google News
Reunión de la presidenta Jeanine Áñez. Foto: ABI
Reunión de la presidenta Jeanine Áñez. Foto: ABI

La presidenta Jeanine Áñez evalúo, este jueves, al menos ocho políticas económicas, sanitarias y sociales aplicadas en su gestión para la atención del coronavirus y para paliar los efectos económicos de la emergencia sanitaria por la enfermedad.

La Jefa de Estado expuso esta temática durante la décima tercera versión del Encuentro de Economistas de Bolivia, organizado por el Banco Central de Bolivia (BCB), que abordó el tema "Políticas Económicas en la Cuarentena y Desafíos de los Países de la Región Frente a las Pandemias".

"Este es un encuentro que como saben nos trae una agenda de enormes retos, pero en especial nos trae dos desafíos directos, la salud y la economía", afirmó la Jefa de Estado.

Áñez detalló que entre esas políticas están: la cuarentena establecida por el coronavirus; el equipamiento de hospitales y compra de insumos médicos; la entrega de bonos sociales; la reducción de las tarifas de los servicios básicos; el pago adelantado del aguinaldo de la Renta Dignidad; el plan de empleo; el plan salario y el crédito 1, 2, 3.

En esa línea, la autoridad afirmó que desde el inicio de la crisis sanitaria el Gobierno asumió con firmeza una lucha implacable por la salud, tanto en la prevención como en el tratamiento de la enfermedad.

Para ello, se consolidó dos pilares: el establecimiento de una cuarentena para prevenir el coronavirus, que ha salvado miles de vidas; y el segundo pilar, fue el equipamiento de los hospitales del sistema de salud, comprar respiradores, pruebas, laboratorios, trajes de bioseguridad, camas y otros, así como la creación de miles de empleos en el sector de salud.

"Más allá de cualquier diferencia los bolivianos hemos tenido y tendremos una causa común, la lucha contra el virus y la lucha por la salud. Permítanme decirlo de este modo como mujer y presidenta estoy orgullosa de lo que hemos hecho todos los bolivianos en esta lucha tan difícil por la vida y la salud", aseguró la mandataria.

Asimismo, destacó la lucha que se emprendió por la economía de las familias.

Por ello, señaló que se entregaron bonos sociales para ayudar a las familias a mitigar los efectos económicos por la emergencia sanitaria por el COVID-19.

El miércoles, el Ministerio de Economía informó que se efectuaron 11,5 millones de pagos a los beneficiarios del Bono Universal, Familia, Canasta Familiar y Renta Dignidad.

Áñez agregó que otro desafío que tienen es el pago del Bono Salud de Bs 500 para beneficiar a 3 millones de ciudadanos.

No obstante, afirmó que el beneficio se pagará cuando el Legislativo, controlado por el MAS, libere el dinero congelado para pagar ese bono.

También destacó la reducción de las tarifas de los servicios de agua, luz y gas para coadyuvar a las familias bolivianas, así como el pago adelantado del aguinaldo de la Renta Dignidad que beneficiará a más de 1 millón de personas de la tercera edad.

A ello se suma la aplicación del plan de empleo masivo y de emergencia que generará más de 600.000 beneficiarios, entre empleos directos e indirectos, en dos años.

Resaltó además la puesta en marcha del plan salario, que pretende ayudar a las empresas y evitar los despidos de los trabajadores.

Asimismo, indicó que se efectuó el lanzamiento del crédito 1, 2, 3 que ofrece una tasa de interés preferencial del 3%, unas de las más bajas de la historia, y está dirigido a personas naturales y micro empresas.

"Este préstamo busca impulsar la producción y la economía en todo el país y así pretende crear un ambiente adecuado para generar trabajo en beneficio de todos los bolivianos", afirmó la autoridad.

La mandataria explicó que para sostener todas esas políticas se gestionaron créditos internacionales por $us 1.700 millones, una cifra equivalente al 4,2% del Producto Interno Bruto (PIB).

Sin embargo, Áñez expresó que esos empréstitos hasta la fecha no fueron aprobados por la Asamblea por "razones políticas" y aún no se liberan esos recursos para el pago de nuevos bonos y la lucha contra el coronavirus.

"Estamos ante el desafío de convencer a la Asamblea que ese dinero debe ser liberado lo antes posible para sostener las políticas bolivianas de ayuda a las familias", manifestó.

El miércoles, la mayoría del MAS en el Legislativo aprobó un proyecto de ley para pagar un bono de Bs 1.000 denominado "contra el hambre", aunque todavía no se cuentan con los recursos para pagarlo, ya que este tema sigue en análisis dentro de la Asamblea.

ABI - Bolivia.com

SIGUENOS EN:

Google News