Por: Sofía Brañez • Bolivia.com

Posesionan a nuevo Comandante General de la Policía en reemplazo de Jhonny Aguilera

El viernes en la noche el presidente Luis Arce posesionó al general Orlando Ponce como el nuevo comandante interino de la Policía Boliviana.

Exjefe de la Policía Boliviana Jhonny Aguilera y el nuevo Comandante General de la Policía Boliviana, Orlando Ponce. Foto: Facebook
Exjefe de la Policía Boliviana Jhonny Aguilera y el nuevo Comandante General de la Policía Boliviana, Orlando Ponce. Foto: Facebook

El viernes en la noche el presidente Luis Arce posesionó al general Orlando Ponce como el nuevo comandante interino de la Policía Boliviana.

Este viernes y de manera sorpresiva, el presidente Luis Arce posesionó por la noche al general Orlando Ponce como el nuevo comandante interino de la Policía Boliviana en reemplazo de Jhonny Aguilera. El sucesor de esta exautoridad fue subcomandante y jefe de Estado Mayor de la Policía.

Esta determinación tomada en la institución policial se dio luego de que el martes hubo una reunión en la Casa Grande del Pueblo, donde se convocó a la posesión de la nueva autoridad, pero luego el acto fue suspendido y se anunció que en realidad se trataba de un cambio en la precidencia de la Corporación Minera de Bolivia (Comibol).

En la reunión se encontraba el alto mando policial y el presidente del Estado, Luis Arce, esto para evaluar la situación de la institución del orden y poder determinar una nueva línea a trazar para la reestructuración de la institución que en los últimos meses se ha visto envuelta en varias polémicas.

El ahora excomandante general de la Policía, Jhonny Aguilera, estuvo bajo el ojo de la tormenta por los casos de ilícitos que golpean a la institución del orden, el más reciente es el asesinato de tres uniformados en Porongo que sigue en proceso de investigación.

Otros problemas que ha enfrentado la institución por la ilegalidad y la vinculación de efectivos con los actos mismos, son el caso del comercio de autos robados en Chile que son vendidos en Bolivia y la presunta protección al narcotráfico.

Ahora, el exjefe policial anunció la puesta en marcha de la reforma y la expulsión de los malos uniformados que mellaron la imagen de la institución.

“Es una oxigenación para que se puedan encontrar nuevas visiones y nuevas metas, es siempre bueno un relevo. Esta transformación provoca indudablemente la posibilidad de nuevas experiencias al interior de la Policía, señaló a la prensa.

Artículos Relacionados

+ Artículos