Bolivia.com La Paz Lunes, 10 / Jun / 2019

Opositores bolivianos marchan para exigir transparencia en las elecciones

Opositores marcharon 

para exigir la renuncia de los vocales del Tribunal Supremo Electoral (TSE), al considerar que no garantizarán unas elecciones limpias el próximo 20 de octubre.

Cívicos, trabajadores y estudiantes rechazan marcha del Conade en La Paz. Foto: ABI.
Cívicos, trabajadores y estudiantes rechazan marcha del Conade en La Paz. Foto: ABI.

Organizaciones cívicas de Bolivia, y los principales líderes de la oposición, contrarias a la reelección del presidente boliviano, Evo Morales, marcharon este lunes hasta la sede del órgano electoral en La Paz para exigir la renuncia de los vocales del Tribunal Supremo Electoral (TSE), al considerar que no garantizarán unas elecciones limpias el próximo 20 de octubre.

Te puede interesar: Los 8 datos claves para las Elecciones Generales del 20 de octubre

Al grito de "Democracia sí, dictadura no", centenares de personas descendieron por las empinadas calles que unen la ciudad de El Alto con La Paz para llegar primero al centro paceño y luego hasta la plaza Abaroa, donde se encuentra la sede del Tribunal Supremo Electoral, según constató Efe.

Los movilizados llevaban en su mayoría banderas bolivianas y otras blancas con el lema "21F", en alusión al referendo del 21 de febrero de 2016 en que fue rechazada una reforma constitucional para permitir la reelección de Evo Morales.

Los alrededores del órgano electoral se encontraban con fuerte resguardo policial, lo que desató la molestia de los manifestantes que reclamaron airadamente porque les cerraron el paso.

Los manifestantes quemaron dos ataúdes de cartón que llevaban fotografías de las vocales electorales y máscaras de esponja que representaban al presidente Morales y al vicepresidente del país, Álvaro García Linera.

Este 'evento' fue convocado por los comités cívicos de algunas regiones bolivianas y el Comité de Defensa de la Democracia, integrado por la Asamblea Permanente de Derechos Humanos de Bolivia y los exdefensores del Pueblo Waldo Albarracín y Rolando Villena, entre otras personalidades.

"Creemos que el actual tribunal electoral no representa ninguna señal de garantía para que las elecciones puedan llevarse a cabo como dicen la Constitución", dijo a Efe Villena.

A su juicio, la renuncia de los vocales electorales "sería la mejor señal" para la ciudadanía que reclama la renovación del tribunal electoral "con gente proba y que goce de la confianza del pueblo boliviano".

También marcharon el expresidente Carlos Mesa y el senador opositor Oscar Ortiz, dos de los aspirantes a la Presidencia en los comicios de octubre, además del empresario Samuel Doria Medina.

"Los comités cívicos, el Conade y los partidos de oposición hemos marchado juntos desde El Alto hasta aquí (...) porque creemos en la democracia y las movilizaciones pacíficas, porque defendemos la vigencia del 21 de febrero y afirmamos la ilegalidad de la candidatura de Evo Morales y Álvaro García Linera", dijo Mesa a Efe.

Los sectores movilizados cuestionan que los vocales electorales hayan sido elegidos por la mayoría oficialista en el Legislativo, algo "inaceptable", agregó el exgobernante.

Más temprano, el ministro de Comunicación, Manuel Canelas, acusó a la oposición de intentar boicotear las elecciones y consideró que con movilizaciones como la de este lunes buscan "una coartada para explicar su incapacidad política".

Para Mesa, "quien boicotea las elecciones es el Gobierno con candidatos ilegales" y con un órgano electoral "a su servicio".

Morales aspira a un cuarto mandato consecutivo hasta 2025, con una candidatura considerada ilegal por oposición y movimientos ciudadanos, por incumplir el límite constitucional de dos mandatos consecutivos y el resultado del referendo de 2016.

Sin embargo, fue avalada por el órgano electoral en 2018 con base en un fallo del Tribunal Constitucional de 2017 que reconoció el derecho a la elección indefinida.

Escucha acá las principales emisoras informativas de Bolivia

Gremiales toman las calles de La Paz y rechazan "abusos" de la Intendencia Municipal

 

Foto: ABI

La Central Obrera Departamental (COD), el Comité Cívico Pro Departamento de La Paz y estudiantes de la Universidad Mayor de San Andrés (UMSA) rechazaron este lunes, por separado, la marcha del Comité Nacional de Defensa de la Democracia (Conade) que exige la renuncia de los vocales del Tribunal Supremo Electoral (TSE), movilización en la que participan también plataformas ciudadanas y partidos de oposición.

"Nosotros como COD La Paz rechazamos esta marcha, porque estos señores al no contar con una unidad política quieren desestabilizar al país y a la democracia que se vive en Bolivia", dijo el secretario ejecutivo de la COD La Paz, Hugo Torres.

Manifestó que la oposición debe pensar en la patria y en los bolivianos y no en sus intereses personales por llegar a la presidencia, ya que no cuenta con una propuesta concreta que ofrecerle al ciudadano.

A su juicio, la oposición no encuentra otra forma de unificarse, que no sea una marcha que busca confrontación, para enfrentar al binomio Evo Morales y Álvaro García Linera.

Por su parte, el presidente del Comité Cívico Pro Departamento de La Paz, Clemente Gutiérrez, aseguró que "esa marcha no apuesta por el desarrollo del país, sino antepone sus intereses personales".

El ejecutivo de la Federación Universitaria Local (FUL) de la UMSA, Jaime Grájeda, aseguró que el rector de esa casa de estudios superiores, Waldo Albarracín, busca protagonismo político y utiliza a los docentes y estudiantes obligándolos a asistir a esa marcha.

"Está buscando un protagonismo político y usa a la UMSA en beneficio de sus intereses personales para acceder a un cargo político", acotó.

Mencionó que, pese a la convocatoria de Albarracín, las facultades de la UMSA están abiertas y los estudiantes están pasando clases de manera normal, con excepción del Monoblok central.

"Solo está en esta marcha la gente que le debe favores (a Albarracín)", dijo.

Redacción Actualidad, con información de EFE y ABI - Bolivia.com