Actualización: Mar, 24 / Sep / 2019 12:14 pm
Bolivia.com La Paz Mar, 24 / Sep / 2019 11:02 am

Champions League 2019/2020: ¿puede Liverpool ganar dos veces seguidas?

Liverpool es el actual campeón de la Champions League y muchos se preguntan, ¿podrá defender el título en esta nueva edición?

Liverpool es el actual campeón de la Champions League. Foto: EFE
Liverpool es el actual campeón de la Champions League. Foto: EFE

El comienzo de esta edición resonó mundialmente, y venía siendo una de las más esperadas, tras un verano agitado que tuvo muchos momentos claves para lo que sería el inicio de la nueva temporada. Y una de las dudas que más eco hacen después del final de la anterior, es si el campeón inglés podrá mantener el título de campeón de la competición.

Con el comienzo de la Champions, nuevamente el público se hace preguntas sobre quién será el ganador de ésta edición. Con el cierre de equipos que dio mucho de qué hablar, ahora se lanzaron a una nueva liga con fuerza para impresionar a los seguidores en todas partes del mundo. 

Con Liverpool como dueño del título de la edición pasada, las especulaciones se extendieron y las apuestas despuntaron en sitios como onlinebettingcodes.co.uk, en un intento por adivinar si tendrá la misma suerte (o desempeño) en esta Champions. 

Foto: EFE

Las más variadas ofertas de apuestas se despliegan en la plataforma, pero no será hasta el 30 de mayo del 2020 cuando se conozca al nuevo campeón.

Un inicio con fuerza La última edición había tenido un desenlace inesperado, con Liverpool quitándole a Real Madrid el título de la victoria. 

Este año, comienza con el ímpetu de toda esa energía previa, en medio de un escenario complejo que en los últimos meses tuvo a varios protagonistas, rumores, salidas y fichajes tan aplaudidos como reprochados por el público. 

Con su inicio, dado por la fase de grupos, treinta y dos equipos comenzaron a disputarse su lugar en el camino al triunfo final.

Y su apertura no comenzó suave, porque opuso nada más y nada menos que al PSG contra Real Madrid (pertenecientes al grupo A), en el Parque de los Príncipes.

Equipos que durante el verano permanecieron en boca de todos por las dificultades que estaba teniendo Real Madrid tras la discutida partida de Cristiano Ronaldo en el año anterior y su ingreso en Juventus.

El resultado del encuentro fue positivo para PSG, que terminó con tres goles a favor, aunque tampoco logró lucirse del todo. Con una plantilla de renombre no le fue suficiente para terminar de explotar completamente su potencial.

Y en el caso de Real Madrid, el descontento estuvo a la vista, y es que al finalizar el partido Zidane acabó siendo muy claro al respecto, mencionando los fallos dentro del equipo y las dificultades del mismo para superarlos. 

Foto: EFE

¿Qué pasará con el último ganador?

Parte de la apertura también fue iniciada por el último ganador, Liverpool, que defendió su título en San Paolo contra Nápoles. Aunque la intensidad queda fuera de dudas, desde las gradas se esperaba un desempeño mayor, porque ninguno de los dos equipos terminó por destacar completamente.

De todas maneras, la disputa empezó a presentarse clara y el Liverpool entendió que si quiere repetir la historia del año pasado tendrá que ponerse firme, porque Nápoles barrió sus posibilidades en este partido inicial. 

El fallo esta vez para el equipo inglés fue dejar todo en manos del portero, que no pudo sostener las acciones ofensivas de Nápoles. Finalmente, Liverpool no encontró la forma de acercarse a un empate, y el partido se cerró con dos goles a favor del equipo italiano.

Y tras esto, se da un momento más en la historia de Liverpool, para el que, aunque no es la primera vez que se pone difícil la situación de inicio, sí es la primera vez que debe enfrentarse a una derrota en el debut de la temporada.

Sin embargo, si hay algo que dejó en evidencia este encuentro fue una marcada rivalidad entre los dos equipos, que siguen apuntando alto y posicionan la mirada en superar las dificultades con una mentalidad indudablemente ofensiva.

La rivalidad no es de ahora, de todas maneras, porque el año pasado ya se habían encontrado en la competición con un desenlace caldeado.

Ahora, a Liverpool le tocará encontrarse con el Red Bull Salzburgo el próximo 2 de octubre, un equipo que no se lo va a poner fácil. Los austriacos llevan la delantera en su competición nacional, y en este comienzo de Liga de Campeones, ya se coronaron vencedores contra los belgas: el KRC Genk llegó a los dos goles, pero Salzburgo lo superó con seis. 

Un historial destacable 

Más allá de algunos momentos críticos, Liverpool gozó la mayor parte de su historia de una buena reputación. Cuenta con seis máximos títulos continentales, entre los que se incluyen cuatro Copas de Europa (en los años 1976-1977, 1977-1978, 1980-1981, 1983-1984), y dos Champions League, con el título de la temporada del 2004-2005 y la del año pasado. 

Ahora, se posiciona como el tercer equipo con más Champions League de Europa, tríada que comparte con Milán y Real Madrid. 

¿Cuáles son las predicciones? 

En cuanto al desarrollo de esta edición y el papel de Liverpool, hay opiniones encontradas. Las especulaciones del público apuntan por resultados variados, y si hay algo positivo, es que es un buen momento para obtener frutos. 

Ya son muchos los usuarios que aprovechan el mejor codigo de bonus de las plataformas de apuestas para sumar un ingrediente aún más picante al ya controvertido escenario de la Champions. 

Para el equipo inglés, los seguidores más acérrimos esperan el idóneo resultado de una segunda victoria consecutiva, lo cual además, despejaría el dominio español en la Liga de Campeones, liderada durante muchos años por Real Madrid o Barcelona. 

Sin embargo, aunque habrá que detenerse a observar el desempeño de los equipos predominantes en las futuras fechas, lo cierto es que hay grandes posibilidades de que el cuadro inglés tenga que ceder el triunfo. 

Hay un patrón conocido ya en otros equipos, que tras ganar una temporada se han visto en dificultades al comienzo de la posterior. Para algunos, resulta un dato condicionante.

Otros, aun así, destacan el ya acostumbrado desempeño de Liverpool en la fase de grupos, que tiende a arrancar con poca fuerza para desplegar su potencial ya cerca de octavos.

Habrá que esperar, porque tampoco se puede negar la posibilidad de que que un equipo del que poco se espera termine ocupando un espacio dominante en los resultados finales: la cita es para el 30 de mayo del 2020.

- Bolivia.com