Por: Mary Mora Escamilla • Bolivia.com

El 35% de los escolares bolivianos, de 5 a 18 años, tienen prevalencia de malnutrición por exceso

En las últimas tres décadas, toda América Latina ha tenido un marcado crecimiento de la obesidad infantojuvenil. Lo mismo ocurre a nivel mundial, que en las últimas cuatro décadas se cuadruplicaron los casos.

Actualización
Según informe, escolares bolivianos tiene prevalencia de malnutrición. Foto: Shutterstock
Según informe, escolares bolivianos tiene prevalencia de malnutrición. Foto: Shutterstock

En las últimas tres décadas, toda América Latina ha tenido un marcado crecimiento de la obesidad infantojuvenil. Lo mismo ocurre a nivel mundial, que en las últimas cuatro décadas se cuadruplicaron los casos.

Un informe pospandemia de la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO), la Organización Panamericana de la Salud (OPS) y Unicef, reveló el incremento de prevalencia de obesidad en menores de 5 años, una enfermedad que "viene creciendo año tras año", pero que debido al confinamiento, "los números se dispararon".

Incluso, la Unicef, en 2020, informó que el 35,6% de los escolares bolivianos, de entre 5 a 18 años, tienen prevalencia de malnutrición: un 21,9% registra sobrepeso, el 11,1% sufre de obesidad, y un 2,2% está con obesidad severa.

Estos índices hacen parte de los resultados del estudio: "Prevalencia de sobrepeso y obesidad de los escolares y adolescentes en Bolivia" realizado por el Posgrado en Ciencias del Desarrollo (Cides) de la Universidad Mayor de San Andrés (UMSA), la Unidad de Alimentación y Nutrición de la Dirección General de Promoción de la Salud del Ministerio de Salud, y Unicef.

Por su parte, debido a la pandemia de la COVID-19, la prevalencia de obesidad en este grupo poblacional aumentó en la región, por ejemplo en Argentina llegó al 12,9%, Paraguay registró un 12%, Uruguay con 10,3% y Chile con 9,8%.

¿Qué ha provocado la malnutrición en la población? "Los alimentos ultraprocesados y el sedentarismo, intensificado por el uso excesivo de pantallas, son las principales causas de la obesidad en los niños (...). Por eso es importante que en los hogares y en las escuelas se los incentive a tomar más agua y menos bebidas azucaradas, a incorporar más frutas y verduras, y a realizar actividad física, para evitar que la enfermedad continúe en la adolescencia", señaló el especialista en nutrición en la primera infancia, Sergio Farinelli.

Por otra parte, en las últimas tres décadas, toda América Latina ha tenido un marcado crecimiento de la obesidad infantojuvenil. Lo mismo ocurre a nivel mundial, que en las últimas cuatro décadas se cuadruplicaron los casos. Para la Organización Mundial de la Salud (OMS), se trata de uno de los principales problemas de la salud pública del siglo XXI.

Artículos Relacionados

+ Artículos

Vida y Estilo • AGO 1 / 2022
Poderoso ritual para tener abundancia en agosto