Por: Micaela Sanjines Ordóñez • Bolivia.com

El cardenal canadiense, Marc Ouellet es acusado de abuso sexual

La demanda civil representa a más de 100 víctimas que aseguraron que fueron agredidas sexualmente, la mayoría de ellas cuando eran menores de edad

El cardenal es un posible candidato a Papa. Foto: Twitter
El cardenal es un posible candidato a Papa. Foto: Twitter

La demanda civil representa a más de 100 víctimas que aseguraron que fueron agredidas sexualmente, la mayoría de ellas cuando eran menores de edad

El reconocido cardenal del Vaticano, también posible sucesor del Papa Francisco, Marc Ouellet, fue acusado por agresión sexual. Su nombre apareció en una lista que se hizo pública el programa Enquête del difusor público canadiense Radio-Canada. El cardenal forma parte de los acusados en una demanda colectiva contra la archidiócesis de Quebec.

La lista divulgada por el medio canadiense incluye 88 miembros del clero, todos enfrentan acusaciones de agresión sexual, pero es la primera vez que aparece el nombre del reconocido cardenal en un proceso de orden judicial.

Ouellet es el religioso más prominente que figura en la lista de acusados y es la persona que ocupa el cargo más alto en la Iglesia Católica.

En en caso de Ouellet, su demandante, cuya identidad esta protegida y solo se la identifica con la letra ‘F’, explicó que conoció al cardenal cuando reaizaba una pasantía como agente pastoral entre 2008 y 2010, periodo de tiempo en que asegura ocurrieron las agresiones hacia su persona por parte del religioso.

“Me agarró, con las manos detrás de mi espalda bajaron bastante abajo, bastante intrusivo para, digamos, para alguien que es mi superior, que es el arzobispo de Quebec”, relató ‘F’ a un equipo de investigación, antes que se interpusiera la demanda.

En más de una ocación se menciona que Ouellet “la abrazó, le masajeó los hombros o le acarició vigorosamente la espalda hasta donde se juntaban las nalgas”, cada vez causando una profunda incomodidad en la joven.

“Me sentí perseguida, cada vez era más intrusivo, cada vez más intenso, hasta el punto en que comencé a dejar de ir a los eventos, para tratar de evitar estar en su presencia tanto como fuera posible”, agregó.

Según el medio de comunicación, Alain Arsenault, el abogado que representa a los demandantes explicó que Ouellet era el arzobispo de la Arquidiócesis de Quebec y que, al final, tenía la última palabra sobre la contratación de agentes pastorales, lo que implicaba que se encontraba en una posición de poder ante las aprendices.

“Entonces tienes a una mujer joven de unos 20 años frente a un hombre poderoso con autoridad, conocido en todo el mundo en ese momento, que tenía tal vez 60 años. Como la mayoría de las víctimas, se quedó helada”, dijo Arsenalult.

Cuando F se atrevió a compartir su malestar con quienes la rodeaban, estos le concordaron con ella, al decirle que el cardenal es un hombre “cálido”. F no era la única joven que había tenido este tipo de problemas con el religioso, así lo demuestra la demanda.

Según el abogado defensor de las denunciantes, a pesar de que las declaraciones de F, aparenten ser menores, otras víctimas si presentaron un mayor impacto después de los abusos.

La demanda civil representa a más de 100 víctimas que alegan que fueron agredidas sexualmente, la mayoría de ellas cuando eran menores de edad, por sacerdotes y otros miembros del personal que trabajaba para la arquidiócesis desde 1940.

La mayoría de las agresiones sexuales tuvieron lugar en los años 50 y 60, según los documentos de la demanda colectiva.

Artículos Relacionados

+ Artículos