Bolivia.com La Paz Martes, 09 / Jul / 2019

La muerte a balazos de un dirigente futbolístico causa conmoción en Bolivia

La muerte de un dirigente futbolístico en Bolivia ha causado conmoción. 

La muerte a balazos de un dirigente futbolístico causa conmoción en Bolivia
Nelson Muriel Álvarez, directivo de Blooming, fue asesinado a tiros en Santa Cruz, Bolivia. Foto: Twitter @juanpasten2010

La muerte a balazos de un dirigente futbolístico en Bolivia, que investigan las autoridades, provocó este viernes conmoción en el país, en un suceso con un herido de bala y un detenido como sospechoso de los disparos.

"Consternados, abatidos", fueron los términos empleados para expresar esta conmoción por parte del presidente del Club Blooming, Juan Jordán, tras el tiroteo en el que la pasada noche falleció el vicepresidente de la entidad, Nelson Mauriel Álvarez, que recibido varios balazos.

El tiroteo ocurrió en una céntrica avenida de la ciudad boliviana de Santa Cruz, donde el Blooming es uno de los clubes más representativos de la primera división del fútbol en Bolivia.

El presidente explicó que Álvarez salía de una reunión sobre cuestiones como el diseño y la comercialización de la camiseta del equipo, cuando recibió los disparos, que además hirieron a otro dirigente del club cruceño que lo acompañaba, Sebastián Peña.

Jordán visitó a Peña en el hospital y a su salida declaró a los medios que se espera que sea intervenido, tras recibir tres disparos en una pierna y otro más en un brazo.

Escucha acá las principales emisoras deportivas de Bolivia

Peña fue capaz de conducir un automóvil para acudir por sí mismo a un centro sanitario tras recibir los disparos, según recoge el diario El Deber de Santa Cruz.

El supuesto agresor, de nacionalidad colombiana, circulaba en una motocicleta, desde la que al parecer disparó, y chocó con un auto tras huir del lugar, por lo que fue detenido, según declaró a los medios un portavoz de la Policía Boliviana.

El suceso fue relacionado desde el ámbito político con el crimen organizado en Santa Cruz, la mayor ciudad de Bolivia.

El empresario y político opositor Samuel Doria Medina lamentó a través de Twitter que "ni el fútbol se salva de la violencia y el crimen organizado" en Bolivia.

Clubes bolivianos como los cruceños Oriente Petrolero y Guabirá, además del Wilstermann de Cochabamba, expresaron públicamente sus condolencias a los familiares del fallecido y al Blooming.

¿Tienen posibles sospechosos?

 

La Policía descubrió algunos antecedentes de la víctima relacionados con el narcotráfico, y el servicio de Inteligencia, se sospecha que el móvil del crimen es una vendetta de una organización internacional por el incumplimiento de un envío de droga a Europa.

Información reservada, otorgada al ministro de Gobierno Carlos Romero, en Cochabamba corroboró los antecedentes penales de Mauriel y anunció que en breve se brindarán mayores elementos del móvil por el que el empresario fue asesinado. Sin embargo, explicó que por los antecedentes penales y por el tipo de asesinato, se puede sospechar de un ajuste de cuentas.

"Estos antecedentes judiciales son elementos a considerar; el modus operandi igualmente es una típica acción de vendetta. Lógicamente, se están colectando otros elementos para establecer el carácter de este hecho de sangre", señaló el ministro en rueda de prensa.

¿Habría sido un atentado por encargo?

 

Según la información dada por agentes de Inteligencia da cuenta de que el asesinato de Mauriel estaría relacionado con el narcotráfico y que había recibido una fuerte suma de dinero ($us 1 millón) de una organización criminal serbio-croata y/o española para la compra de droga.

Sin embargo, Nelson supuestamente no cumplió con el envío, atribuyendo ese incumplimiento a la caída de una avioneta en la localidad de Cuatro Cañadas el 30 de junio. Aparentemente, esta versión no convenció al grupo mafioso, por lo que envió al sicario a ajustar las cuentas.

El dirigente fue sorprendido la noche del jueves 4 de julio (alrededor de las 20:00) por un pistolero que lo venía siguiendo desde el día anterior, el cual abrió fuego casi a quemarropa sobre su víctima varias veces y, para asegurar su 'trabajo', lo remató en el suelo con tiros en la cabeza.

En los hechos ocurridos, resultó herido José Sebastián Peña Parada, su amigo y también dirigente celeste, que recibe atención en un centro hospitalario.

Mary Mora Escamilla, con información de EFE - Bolivia.com