Por: Redacción Actualidad • Bolivia.com

Todo lo que se conoce del operativo de la Aduana en el que un hombre murió baleado

Las primeras indagaciones determinaron que, "de acuerdo con la escena del hecho, los efectivos militares habrían hecho uso de su arma de reglamento que habría causado la muerte de una persona".

El personal aduanero se encontraba realizando vigilancia a un depósito de mercadería de contrabando. Foto: ABI
El personal aduanero se encontraba realizando vigilancia a un depósito de mercadería de contrabando. Foto: ABI

Las primeras indagaciones determinaron que, "de acuerdo con la escena del hecho, los efectivos militares habrían hecho uso de su arma de reglamento que habría causado la muerte de una persona".

Un operativo aduanero ejecutado la madrugada del pasado martes, 19 de abril, en la zona del Cambódromo, en la ciudad de Santa Cruz de la Sierra, terminó con la confiscación de un camión que transportaba al menos 40 toneladas de bebidas alcohólicas de manera ilegal y la muerte de un cargador de 27 años, identificado como Jorge Alberto Flores, por disparos de arma de fuego.

Según un informe oficial, efectivos policiales de Los Tusequis acudieron al sitio para verificar el deceso en medio del operativo. Allí se encontraba un capitán de Ejército como responsable del grupo GRIA, acompañado de cinco efectivos militares junto a seis funcionarios de la Aduana.

La Fuerza Especial de la Lucha Contra el Narcotráfico (FELCN), en sus reportes, señala que el personal aduanero se encontraba realizando vigilancia a un depósito de mercadería de contrabando. Los supuestos contrabandistas, al detectar la presencia de los uniformados, deciden escapar en un camión tráiler, con cuatro personas a bordo.

Tras el hecho, se desata una persecución que se prolonga por la zona de la Pampa de la Isla y octavo anillo de la avenida Virgen de Luján. Los militares logran interceptar el motorizado y detener a tres personas. Una cuarta persona logra escapar del lugar. 

Las primeras indagaciones determinaron que, "de acuerdo con la escena del hecho, los efectivos militares habrían hecho uso de su arma de reglamento que habría causado la muerte de una persona".

Este operativo provocó los pronunciamientos de las autoridades del Gobierno, la Aduana, la Policía y las Fuerzas Armadas, en algunos casos deslindando responsabilidades y en otros, informando sobre las aprehensiones.

Uno de los primeros en pronunciarse fue el ministro de Gobierno, Eduardo del Castillo, quien afirmó que en el operativo no actuó la Policía Boliviana y que "corresponde a Aduana e instancias militares responder por el operativo".

Desde el Gobierno también se pronunció el viceministro de Lucha Contra el Contrabando, Daniel Vargas, quien informó que el deceso de la persona se produjo cuando el camión pretendía "romper" el cerco de funcionarios de la Aduana y las FFAA.

La presidenta de la Aduana Nacional, Karina Serrudo, también se pronunció y señaló que las personas que se encontraban al interior del inmueble "atacaron" a los militares, quienes tuvieron que responder haciendo uso de sus armas de fuego.

Por el operativo, la Fuerza Especial de la Lucha Contra el Crimen (FELCC) aprehendió a 12 personas, entre ellas se encuentran funcionarios de Aduana y militares, con el propósito de esclarecer el suceso violento.

Tres de los efectivos militares que participaron del hecho fueron aprehendidos, según informó el comandante departamental de la Policía, coronel Erick Holguín.

Entre los aprehendidos se encuentra el capitán de Ejército responsable del grupo CRIA, Carlos Felipe Cornejo Martínez.

La fuerza anticrimen registró además la fuga de dos funcionarios aduaneros identificados como Javier Romero Yucra y Edwin Rolando Flores.

Dos de los tres militares acusados de provocar la muerte del hombre fueron enviados de manera preventiva al penal de Palmasola por el lapso de 100 días, pese a que el Ministerio Público solicitó la detención por 150 días. Los oficiales del Ejército: Óscar Eduardo Crespo Weis y Gonzalo Solares Santos fueron imputados por el delito de homicidio.

El tercer uniformado implicado fue liberado debido a que la pericia determinó que no percuto un arma de fuego, sino una de fogueo, que no impactó al cuerpo de la persona fallecida Alberto Flores, por lo que no se presentó una imputación en su contra.

+ Artículos