Bolivia.com La Paz Martes, 12 / Nov / 2019

Turbas someten a policías y destruyen unidades policiales

La furia de las turbas terminó destruyendo ocho unidades policiales en El Alto y La Paz. 

Turbas causan terror en las calles de El Alto y La Paz. Foto: EFE
Turbas causan terror en las calles de El Alto y La Paz. Foto: EFE

La renuncia del presidente Evo Morales, pretendia regresar el orden a la población, sin embargo, varios grupos de personas enfurecidas se organizaron para generar caos en las ciudades de El Alto y La Paz.

Estas turbas quemaron y destruyeron unas ocho estaciones de policías en estas dos ciudades de Bolivia en un solo día, el pasado lunes 11 de noviembre, llenando de terror a la población.

Te puede interesar: Evo Morales ya viaja hacia México

En El Alto, un grupo de manifestantes quemó las instalaciones de Tránsito y de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (FELCC), dejando solo cenizas, mientras exigian respeto a la bandera multicolor Wiphala.

Su furia fue incontrolable para los policías, quienes tuvieron que huir por donde pudieron para no poner en riesgo su vida, pues los manifestantes ingresaron a la fuerza a las intalaciones saqueando e incendiando el lugar.

Fue tan fuerte el alboroto, que las llamas empezaron a afectar las casas aledañas, pero gracias a la rápida reacción de la gente, puedieron evitar que ocurriera otra tragedia.

De acuerdo a los testimonios de algunos movilizados, algunos policías que no alcanzaron a huir fueron obligados a besar de rodillas la bandera Wiphala, en redes sociales se ha hecho viral un video que salió a la luz de uno de estos casos.

 

Turba obligó a un policia arrodillarse y besar la wiphala. #RedUnoDigital

Posted by Red Uno de Bolivia on Monday, November 11, 2019

Otra turba en la tarde de este mismo 11 de noviembre, saqueó y quemó el inmueble del Comando Regional de la Policía Nacional de El Alto, ubicado en la carretera a Oruro altura cruce Viacha.

Estos mismos daños se registraron en la estación policial EPI 5, el edificio de la Policía de la zona de San Roque de El Alto, y las EPI de Chasquipampa y de Alto Lima de La Paz.

En la última estación los vecinos lograron interrumpir las acciones de violencia de la turba que allí llegó, y para ello tuvieron que poner una bandera de Wiphala en la puerta.

Estas acciones se dieron luego de que la bandera Wiphala fuera retirada de algunas instituciones públicas y de la insignia de los policías.

Redacción Actualidad - Bolivia.com