Bolivia.com La Paz Viernes, 14 / Dic / 2018

El verdadero Jurassic Park se encuentra en Sudamérica

El parque nacional Torotoro se ha convertido en la meca de la paleontología a nivel mundial.

La reserva de Torotoro resguarda vestigios de varias clases de dinosaurio. Foto: Shutterstock
La reserva de Torotoro resguarda vestigios de varias clases de dinosaurio. Foto: Shutterstock

Con más de 3500 pisadas de diversas clases de dinosaurio, la reserva natural Torotoro engalana al poblado del mismo nombre, ubicado en el departamento de Potosí, en el centro de Bolivia. 

Las huellas encontradas en esta reserva datan de hace 80 millones de años según los expertos y pertenecerían a varias clases de dinosaurios que habitaron esta parte del continente. Según el paleontólogo boliviano Ricardo Céspedes, "los primeros registros" sobre estas pisadas indican que estas pertenecen a tres clases de dinosaurios: terópodos, carnívoros ancestros de las aves; los saurópodos, gigantescos animales herbívoros con huellas muy grandes y los anquilosaurios, que fueron animales acorazados. 

En varios segmentos de la reserva natural se encuentran hileras de huellas de varios dinosaurios. Foto: Shutterstock

Estas huellas se encuentran en una roca inclinada de aproximadamente 50 metros de alto por 30 de ancho y ha sufrido una inclinación cercana a los 45 grados debido a los movimientos telúricos que se han tenido lugar en esta zona. Las pisadas oscilan entre 20 y 50 centímetros y por la dirección en la que se encuentran los expertos dicen que pueden mostrar una gran migración de animales prehistóricos. Además, Ricardo Céspedes cree que este descubrimiento podría ayudar a la comunidad paleontológica en su tarea de comprender mejor los sucesos de millones de años atrás: “Necesitamos hacer una investigación más fuerte en la zona de Torotoro porque nos puede llevar a entender mejor lo que ha pasado con la extinción de los dinosaurios y la aparición de los mamíferos”, afirmó el paleontólogo.

En busca del reconocimiento internacional

Este parque natural cuenta con 16.750 hectáreas de terreno y se encuentra ubicado en el poblado de Torotoro, a una altura de 2676 metros al nivel del mar. Adicionalmente cuenta con unos 12.000 habitantes quechuas, principalmente agricultores. Desde la década de 1990, las entidades bolivianas y los habitantes de este poblado tienen la esperanza de convertir esta parte del departamento de Potosí en una zona turística ya que el acceso a dicha región se hace tortuoso al demorar cinco horas en vehículo y atravesar carreteras de tierra. Es por esto que esta reserva busca el reconocimiento por parte de la UNESCO. Así lo explica Eliodoro Uriona, alcalde de Torotoro “Como municipio estamos trabajando con el apoyo de varias instituciones para gestionar ante la UNESCO la declaratoria de Torotoro como geoparque”, explica el alcalde. Dicho reconocimiento convertiría esta reserva en el primer geoparque de Bolivia y el quinto de América.

También puedes leer: ¿Es seguro viajar a Bolivia?

Pero esta no es la única maravilla natural que se encuentra en esta zona. Cerca de Torotoro se encuentra la “Ciudad de Itas”, una formación rocosa dentro de una colina en la que se pueden hallar grandes bloques de rocas que asemejan paredes, columnas y marcos de puerta de hasta 30 metros de altura.  En estas rocas se encuentran pintadas decenas de figuras rupestres, que datan de hace más de 6.000 años. Allí se encuentran pinturas rupestres que representan objetos como el sol, animales como serpientes y llamas y figuras antropomorfas que fueron representadas en rocas por culturas ancestrales. En algunas cavernas hay filtraciones de luz lo que permite un recorrido a plena luz del día. No obstante los caminos resultan peligrosos ya que para llegar a dichas rocas hay que atravesar estrechos pasadizos y caminos acompañados de desniveles y rocas filosas. 

La 'Ciudad de Itas' es otra de las maravillas naturales por visitar en Bolivia. Foto: Shutterstock

A pesar de estas maravillas, aún hay muchas cavernas de este sector sin explorar, por lo que los habitantes claman por apoyo de los estamentos gubernamentales para poder terminar de descifrar las maravillas que esta parte de Bolivia oculta. 

Redacción Bolivia.com - Bolivia.com