Bolivia.com La Paz Miércoles, 14 / Nov / 2018

Bolivia busca ganar título de 'geoparque' ante la Unesco

La reserva de Torotoro busca que la Unesco la declare el primer geoparque de Bolivia por estas razones.

Bolivia busca ganar título de 'geoparque' ante la Unesco
Parque Nacional Torotoro en Bolivia. Foto: Shutterstock

Una rara especie de peces ciegos, un cementerio de tortugas, huellas de dinosaurios y una ciudadela inca: la reserva de Torotoro busca que la Unesco la declare el primer geoparque de Bolivia, el quinto de América.

A pesar de su reducido tamaño, unas 16.570 hectáreas, casi en el corazón de Bolivia, el Parque Nacional Torotoro posee variados atractivos, por lo que las autoridades locales quieren convertirlo en centro turístico.

Te puede interesar: Roboré, el paraíso escondido de los bolivianos

"Como municipio estamos trabajando con el apoyo de varias instituciones para gestionar ante la Unesco la declaratoria de Torotoro" como geoparque, explica a la AFP el alcalde Eliodoro Uriona.

En el municipio, en cuyo territorio se encuentra la reserva, viven unos 12.000 campesinos herederos del pueblo Charca, sometido por el imperio inca a fines del siglo XV.

Para la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco), en un geoparque "se gestionan sitios y paisajes de importancia geológica internacional" y se busca un desarrollo sostenible para su protección y para sensibilizar contra el cambio climático.

Geoparques en el mundo

En el mundo hay cerca de 130 geoparques, que surgieron a principios de la década de 1990 y forman una Red Mundial de Geoparques. Apenas cuatro de ellos están en América: uno en Brasil (Araripe), dos en México (Comarca Minera y Mixteca Alta) y uno en Uruguay (Grutas del Palacio).

El director municipal de Turismo, Javier Camacho, destaca a la AFP que "éste sería el primero en Bolivia, el primero en la región andina y el quinto en América".

La reserva, donde se cobra una entrada de un dólar y medio a los bolivianos y seis dólares a los extranjeros, tiene buen perfil para aspirar a esta clasificación, pues "alberga una historia de 500 millones de años", afirma Camacho.

La iniciativa cuenta con el apoyo de la Universidad Federal del Rio Grande do Sul de Brasil, que desde 2015 ha provisto personal para preparar el expediente científico para la candidatura ante la Unesco. 

A fin de mes culmina el plazo para presentar la documentación en La Paz, y posteriormente la Unesco evaluará si Torotoro se convierte en geoparque, explica Camacho. En Bolivia hay 22 parques nacionales y reservas naturales.

 

Ciudadela inca

Torotoro tiene los pergaminos para deslumbrar a la Unesco: la caverna de Umajalanta ("donde se pierde el agua", en lengua quechua) está formada por kilómetros de galerías subterráneas, donde se formaron por millones de años estalagmitas y estalactitas, trozos filosos de carbonato de calcio.

De la caverna solo se han explorado unos siete kilómetros y nadie ha encontrado el final.

Tiene varios ríos que corren por su interior y en algunos recodos y pozas se han formado lagunas, donde viven peces ciegos "bagre", únicos en el mundo, de hasta 20 centímetros. También se ha calculado que hay unas 50 cuevas y apenas la mitad exploradas.

A Torotoro, cuyo nombre deriva de turu turu ("planicie de barro", en quechua) se llega desde la ciudad central de Cochabamba por una tortuosa carretera de tierra, en un trayecto de 130 kilómetros que demora cinco horas.

No dejes de leer: Bolivia: Top de los cinco animales en peligro de extinción

 

Paula Andrea Barajas Fuquen - Bolivia.com