Por: Mary Mora con información de EFE • Bolivia.com

Viruela del mono: ¿cómo se transmite, cuáles son los síntomas y qué hacer para no contagiarse?

Aunque el riesgo para las personas es bajo, ya que la mayoría de los pacientes no muestran síntomas graves, es conveniente tener claro todo sobre este virus, gracias a la OMS.

Actualización
Viruela del mono. Foto: EFE
Viruela del mono. Foto: EFE

Aunque el riesgo para las personas es bajo, ya que la mayoría de los pacientes no muestran síntomas graves, es conveniente tener claro todo sobre este virus, gracias a la OMS.

Últimamente, un tema sobre una enfermedad que no es nueva está dando de qué hablar, especialmente porque era endémica en pocos países del continente africano y ahora se han registrado casos en varios puntos del planeta. Se trata de la viruela del mono.

"Se han dado casos en los últimos cinco años en personas que procedían de África, pero es la primera vez que los registramos en distintos países a la vez", señaló la experta en viruela de la OMS, Rosamund Lewis en una sesión de preguntas y respuestas sobre la enfermedad.

Aunque el riesgo para las personas es bajo, ya que la mayoría de los pacientes no muestran síntomas graves, es conveniente tener claro todo sobre este virus, gracias a información dada por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

¿Qué es la viruela del mono?

La viruela del mono es una enfermedad zoonótica viral, lo que significa que puede transmitirse de animales a humanos.

Su nombre se debe a que el virus fue detectado en varios simios de un laboratorio en 1958. Sin embargo, la mayoría de los animales susceptibles de contraer la dolencia y después contagiar a las personas son roedores, como las ratas gigantes de Gambia, los lirones o los perros de las praderas.

Este virus se encuentra comúnmente en las selvas tropicales de África central y occidental, donde viven los animales que pueden ser portadores del virus. También se puede encontrar en personas fuera de esas regiones africanas que podrían haberse contagiado después de visitarlas.

¿Cuáles son sus síntomas?

Los síntomas de la viruela del mono son similares a la de la erradicada viruela, pero algo más leves, como fiebre, dolor de cabeza, muscular y de espalda, escalofríos y agotamiento, y con frecuencia hay inflamación de los ganglios linfáticos y una erupción cutánea o lesiones en la piel.

Sobre las erupciones cutáneas, la Organización Mundial de la Salud (OMS) manifestó que las zonas más afectadas son el rostro, las palmas de las manos y la planta de los pies. También se pueden encontrar en la boca, los genitales y los ojos. Incluso, estas lesiones de base planas, ampollas llenas de líquido o vesículas y también pústulas. Según la OMS, las costras podrían producirse en unos 10 días y su eliminación completa podría tardar hasta tres semanas.

Los síntomas suelen durar entre dos y cuatro semanas y desaparecen por sí solos sin tratamiento, pero en algunas personas pueden provocar complicaciones médicas e incluso la muerte.

Las complicaciones de los casos graves incluyen infecciones de la piel, neumonía, confusión e infecciones oculares que pueden provocar la pérdida de la visión.

El experto Andy Seale, del departamento de enfermedades de transmisión sexual de la OMS, añadió que esta viruela del mono no es una de ellas, "ni tampoco una enfermedad ligada al colectivo gay, como algunos han afirmado en las redes sociales, porque cualquiera puede contraerla por contacto".

"Es una enfermedad que se contagia por contacto cercano, no necesariamente sexual", insistió el experto.

¿Cómo evitar contagiarse?

Si quieres disminuir estos riesgos, deberás tener en cuenta lo siguiente:

  • Limitar el contacto con personas que sospechen tener la dolencia o sean casos confirmados.
  • Si necesitas tener contacto físico con alguien aquejado de esta afección, motive a la persona infectada a aislarse y cubra cualquier lesión en la piel si puede
  • Deberás llevar un barbijo cuando esté físicamente cerca de ellos, especialmente si tosen o tienen lesiones en la boca.
  • Evita el contacto piel con piel y si tiene algún contacto directo use guantes desechables. 
  • Lávese las manos frecuentemente con agua y jabón o use un desinfectante para manos a base de alcohol, especialmente después de haber entrado en contacto con la persona infectada, o con su ropa.
  • Lave la ropa, toallas y sábanas de la persona contagiada y los utensilios para comer con agua tibia y detergente.
  • Limpie y desinfecte cualquier superficie contaminada y elimine los desechos contaminados (como los apósitos) de manera adecuada.

Artículos Relacionados

+ Artículos