Por: Micaela Sanjines Ordóñez • Bolivia.com

Conexiones clandestinas provocan la perdida de 2 millones de metros cúbicos de agua

Desde Epsas se empezó a ejecutar un mayor control del suministro de agua, para evitar filtraciones y conexiones clandestinas.

El consumo en la ciudad de El Ato incrementó a 270 mil metros cúbicos. Foto: Pexels
El consumo en la ciudad de El Ato incrementó a 270 mil metros cúbicos. Foto: Pexels

Desde Epsas se empezó a ejecutar un mayor control del suministro de agua, para evitar filtraciones y conexiones clandestinas.

El interventor de la Empresa Pública Social de Agua y Saneamiento (Epsas), Bladimir Iraízos, informó en el canal de televisión RTP, que la entidad, pierde casi dos millones de metros cúbicos de agua al mes por conexiones clandestinas y filtraciones, señaló que Epsas factura solo 5,4 millones de metros cúbicos de los 7,1 de produce.

“Hay muchas conexiones clandestinas, filtraciones, producimos 7,1 millones de metros cúbicos y solo facturamos 5,4 millones de metros cúbicos, casi dos millones de metros cúbicos en agua no facturada por conexiones clandestinas y filtraciones en los hogares”, dijo la autoridad en el medio de comunicación.

En ese sentido, la Autoridad de Fiscalización y Control Social de Agua Potable y Saneamiento Básico (AAPS) informó que el consumo de agua potable en La Paz y El Alto rebasó los récords históricos y llegó hasta 270 mil metros cúbicos en el mes de noviembre.

Según los datos de la AAPS, el 5 de noviembre se llegó a un consumo de 260.000 metros cúbicos en un solo día y el 22 de noviembre se superó los 270.000 metros cúbicos.

La información, fue corroborada por Iraízos, que también explicó que el consumo de agua en la ciudad de El Alto superó los récords históricos por lo que desde Epsas se empezó a ejecutar un mayor control del suministro de agua.

Es así que Epsas identificó barrios enteros con conexiones clandestinas, pero con la ayuda de la Federación de Juntas Vecinales (Fejuve) de El Alto y del Distrito 8, dichas conexiones se regularizarán.

Según Iraizos el consumo promedio mensual de la ciudad de El Alto es de 240 mil metros cúbicos al día, sin embargo, en noviembre se registró 260 mil metros cúbicos, por lo que la autoridad calificó esto como “un uso excesivo”.

Debido a esto la empresa optó por implementar un mayor control, ya que, además, la población pidió verificar las filtraciones en sus hogares. Sin embargo, Iraizos dijo que además de esto, la ciudadanía debe aportar con el buen uso del agua y el reciclaje.  

“A requerimiento del vecino, los técnicos podrán entrar al interior de las casas a revisar las tuberías y cañerías y decirles: esto reparen, si tienen filtraciones”, dijo el interventor.

TAGS: EPSAS, La Paz, El Alto

Artículos Relacionados

+ Artículos

Lo más leído en Actualidad

Lo más leído en Bolivia.com