Por: EFE • Bolivia.com

La COVID-19 afecta al personal sanitario de Santa Cruz, la región más golpeada de Bolivia

Las terapias intensivas de los hospitales en esa región están ocupadas en un 85% a 90% y preocupa la cantidad de niños que se contagiaron de la COVID-19, ya que algunos llegan hasta las terapias intensivas.

Por lo menos el 50% del personal sanitario se está enfermando de la COVID-19. Foto: EFE
Por lo menos el 50% del personal sanitario se está enfermando de la COVID-19. Foto: EFE

Las terapias intensivas de los hospitales en esa región están ocupadas en un 85% a 90% y preocupa la cantidad de niños que se contagiaron de la COVID-19, ya que algunos llegan hasta las terapias intensivas.

El ascenso de contagios de la COVID-19 en la región oriental de Santa Cruz, la más golpeada por la cuarta ola de la pandemia en Bolivia, está afectando a más de 1.000 personas que son parte del personal sanitario y hay temor de no contar con el "recurso humano" suficiente para atender a los pacientes.

El presidente del Colegio Médico de Santa Cruz, Wilfredo Anzoátegui, contó a Efe que esa región está viviendo una situación "muy preocupante" por el ascenso de contagios del personal sanitario que está dejando con menos médicos, enfermeras y personal de limpieza a los hospitales de ese departamento.

Anzoátegui sostuvo que hasta ahora se reportaron al menos 1.088 contagios en el personal sanitario en esa región, de los cuales más de 500 son médicos y enfermeras que han sido dados de baja.

Entre los hospitales más afectados por las bajas médicas está el Japonés y el hospital de Niños Mario Ortíz que está "rebasado" de menores que están internados y que ahora solo atiende emergencias, sostuvo Anzoátegui.

Esta situación generó que algunos hospitales decidieran disminuir la cantidad de horas de atención, reforzar otros horarios donde hay más gente e incluso un par de hospitales decidieron cerrar ante la falta de "recursos humanos".

Es el caso de los hospitales Pedro Díez y el centro de salud Perpetuo Socorro que determinaron cerrar, ya que no cuentan con los médicos suficientes para la atención de la población, manifestó Anzoátegui.

El representante indicó que es importante que las autoridades locales y nacionales colaboren con la contratación de personal que reemplace a aquellos que se encuentran con baja médica para atender a la población que también está acudiendo a los centros al tener síntomas de COVID-19.

En ese sentido, este martes sostendrán una reunión con la Caja Nacional de Salud para pedir que se priorice la atención del personal médico al estar en primera línea para que así su recuperación sea pronta.

En tanto, las terapias intensivas de los hospitales en esa región están ocupadas en un 85% a 90% y preocupa la cantidad de niños que se contagiaron de la COVID-19, ya que algunos llegan hasta las terapias intensivas.

50% de sanitarios enfermos

Por su parte, el secretario de Salud y Desarrollo Humano de la Gobernación cruceña, Fernando Pacheco, expresó que por lo menos el 50% del personal sanitario se está enfermando de la COVID-19.

Es así que Pacheco manifestó que se tendría que contratar a más de 3.000 personas para asegurar la atención oportuna de los pacientes ante esta nueva ola de contagios de la COVID-19.

Asimismo el secretario de Salud de la Alcaldía de Santa Cruz, Roberto Vargas, indicó que también en los hospitales de primer y segundo nivel se reportaron bajas del personal sanitario y que se desinfectarán las calles.

Bolivia vive la cuarta ola con cifras récord que han llegado a sobrepasar los 7.000 contagios diarios y la más golpeada es Santa Cruz, donde hay filas para vacunarse y para hacerse la prueba antígeno nasal o PCR, que son las que detectan la enfermedad.

El país acumula 622.312 contagios y 19.763 decesos desde que se identificaron los primeros casos en marzo de 2020.

Además ya se aplicaron más de 9,9 millones de vacunas entre primeras, segundas, terceras y unidosis, según el último reporte del Ministerio de Salud.

Bolivia se encuentra en emergencia sanitaria por el ascenso de casos y las autoridades determinaron exigir el carné de vacunación desde el 1 de enero para ingresar a un espacio público o viajar. 

Artículos Relacionados

+ Artículos

Lo más leído en Actualidad

Lo más leído en Bolivia.com