Por: Yuly Solis • Bolivia.com

La Ministra de Cultura lamenta intento de politizar el Carnaval en Santa Cruz

Protesta obligó a trasladar desfile de carnaval en la mayor región boliviana.

Protesta obliga a trasladar desfile de carnaval en Santa Cruz. Foto: EFE
Protesta obliga a trasladar desfile de carnaval en Santa Cruz. Foto: EFE

Protesta obligó a trasladar desfile de carnaval en la mayor región boliviana.

Este domingo la ministra de Culturas, Sabina Orellana, lamentó el intento de algunos sectores de “politizar las fiesta de Carnaval, como sucedió en Santa Cruz”, departamento en el seguidores del ex gobernador, Luis Fernando Camacho intentaron, impedir la realización del Corso Cruceño la noche del sábado.

No se puede politizar el Carnaval, nuestras culturas, nuestras tradiciones, nuestro Carnaval no escoge a los políticos, sean de la derecha o del oficialismo, el Carnaval nos convoca a integrarnos y a disfrutar de nuestra riqueza cultural”, señaló Orellana en una conferencia de prensa.

Así mismo, la ministra señaló que al impedir que se lleven a cabo este tipo de muestras culturales, que además mantienen vivas las tradiciones que tiene el país, se está “perjudicando el movimiento económico que tiene cada sector y nuestro país”.

“Todos nuestros hermanos, que quieren lograr algunos ingresos, vamos a hacer un negocio (para el Carnaval) y eso es digno. No vemos con buenos ojos a esos señores y creo que deben reflexionar”, expresó la ministra.

El carnaval inició este sábado en la región boliviana de Santa Cruz, la mayor del país, con el típico ‘Corso’, el desfile central de esta festividad, el cual en esta ocasión se realizó en medio de consignas de libertad y algunas tensiones entre los promotores de las celebraciones y quienes se oponen a las mismas.

Seguidores de Camacho instalaron una vigilia en el Cambódromo para impedir que el Corso se realizara por esa vía, obligando así a los organizadores de la Asociación Cruceña de Comparsas Carnavaleras a trasladar el desfile a la avenida Roca y Coronado, entre tercer y cuarto anillo.

Así mismo, el grupo de manifestante impidió que se instalen las tarimas y carpas, y luego obligaron a reducir los participantes del Corso a 40 ballets y a la entrada de la comparsa coronadora.

Aun así, el presidente de ACCC, Gustavo Gil, expuso que alrededor de 40 mil personas participaron de la “fiesta mayor de los cruceños”.

Creo que siempre gana la cultura, siempre ganan las tradiciones”, expresó a Bolivia TV.

Artículos Relacionados

+ Artículos

Lo más leído en Actualidad

Lo más leído en Bolivia.com