Bolivia.com La Paz Miércoles, 31 / Oct / 2018

7 lugares en los que jamás deberías nadar

Estos son los lugares a los que definitivamente nos vas a querer ir a nadar.

7 lugares en los que jamás deberías nadar
Lagos en donde no deberías nadar. Foto: EFE

Para la mayoría de seres humanos nadar se ha convertido en una de las mayores pasiones.

En algún momento de nuestras vidas lo hacemos, algunos con más frecuencia que otros, sin embargo, hay algunos lugares donde puede ser una mejor idea dejar el traje de baño en casa o pensar en otro lugar si quieres regresar con vida.

Te puede interesar: Lugares extraños del mundo para visitar

Aquí te presentamos el top de los 7 lugares peligrosos donde jamás deberías ir a nadar si quieres salvar tu vida.

7. Playa Hanakapiai en Na Pali de Kauai

La Playa Hanakapiai, en la costa de Kauai Na Pali es uno de los lugares más peligrosos para nadar. A pesar de ser un hermoso lugar, es potencialmente mortal, ya que la playa se encuentra al final de un empinado y rocoso sendero de 3.2 kilómetros.

Aquí el principal peligro de la playa son las potentes corrientes de agua que son capaces de tirar incluso a nadadores expertos en el mar.

Además, la geografía de la región es tal que la playa segura más cercana está a 10 km de distancia. Simplemente no hay a dónde ir.


6. El Agujero Azul en Belice

El agujero azul es de forma circular y cuenta con más de 300 metros de ancho y 123 metros de profundidad.

El origen del gran agujero se remonta a la glaciación, cuando la Tierra estaba cubierta por glaciares y el nivel del mar era menor. Entonces, era solo una cueva, como demuestran las estalactitas que se formaron antes de inundarse.

Sin embargo, lo que hace peligroso este lugar, son sus gigantes habitantes, ya que está lleno de esponjas de mar, corales y cientos de tiburones que ponen en alerta a cualquier nadador. Cuando las aguas alcanzan profundidades de 33 metros el peligro aumenta ya que pueden encontrarse toda clase de animales extraños.  

 

5. El Agujero Samaesan en Tailandia

El Golfo de Tailandia contiene un punto profundo descrito como un “agujero negro limoso de la muerte”, llamado así por un pueblo de pescadores cercano, el agujero Samaesan es el punto más profundo de buceo en el Golfo de Tailandia, descendiendo hasta 85 metros.

Como si fuera poco, la Marina de los Estados Unidos utilizó previamente el agujero Samaesan como depósito de municiones, abandonando el lugar lleno de municiones sin explotar.

Entonces, ¿quién querría saltar en el agujero Samaesan? 

 

4. Lago Titicaca en Bolivia

El lago Titicaca es el lago navegable más alto del mundo, está ubicado entre los territorios de Bolivia y Perú.

Posee un área de 8562 km² de los cuales el 56% corresponden a Perú y el 44 % a Bolivia. Su profundidad máxima se estima en 281 m y se calcula su profundidad media en 107 m. Su nivel es irregular y aumenta durante el verano austral.

Es por esta razón que expertos no recomiendan nadar hacia las profundidades de este lago, ya que la temperatura baja tanto que puede llegar a niveles extremos que el cuerpo humano no podría soportar.

 

3. La Isla de Coco en Costa Rica

La Isla del Coco constituye uno de los sitios naturales más privilegiados a nivel mundial. 

Su acceso es muy limitado, hay que atravezar unos 500 kilómetros. Una de la razones por las que se considera un lugar peligroso es por la cantidad de tiburones que hay en las aguas alrededor de la isla.

Aquí se encuentran mantarayas gigantes, el tiburón martillo y el tiburón de arrecife que son algunas de las especies que abundan aquí.

¿y tú te atreverías a nadar allí?

 

2. El Lago Kawah Ijen en Indonesia

La meseta de Ijen comprende una región de tierras volcánicas ubicadas al sudeste de la ciudad de Bondowoso, en Indonesia.

El hermoso color turquesa de su lago tienta a las personas a querer meterse, o por lo menos a tocar el agua. Pero el color del agua se debe a que tiene altos niveles de ácidos y una gran concentración de metales disueltos. Su pH es de 0.5, es decir, lo suficiente para consumir una lata de aluminio y su diámetro de 722 metros lo convierte en el lago de ácido más grande del mundo.

 

 

 

1. Las olas gigantes de Nazaré en Portugal

Surfistas de todo el mundo han puesto su mirada en Portugal. Allí esperan poder surfear las olas gigantes que suelen aparecer en Nazaré, las cuales alcanzan hasta 30 metros de altura.

Esto se debe a un fenómeno que se presenta por una brecha en la Placa Continental, que es conocida como el Cañon de Nazaré. Allí las olas se forman en las profundidades de los océanos y recorren miles de kilómetros hasta llegar a la costa. Una vez que la alcanzan chocan contra los fondos rocosos creándose un hueco enorme y rápido que es muy difícil de surfear. 

 

¿Y tu conocías alguno de estos peligroso lagos?

 

No dejes de leer: 7 paisajes bolivianos que parecen de otro planeta

Paula Andrea Barajas Fuquen - Bolivia.com