Bolivia.com La Paz Martes, 08 / May / 2018

Gobierno boliviano defiende su modelo económico centrado en el Estado

El modelo económico confía en alcanzar el mayor crecimiento en Sudamérica este año.

Foto: Archivo ABI
Foto: Archivo ABI

El Gobierno de Bolivia defendió hoy el modelo económico "social comunitario productivo" puesto en marcha desde la llegada de Evo Morales a la Presidencia en 2006, con el que confía en alcanzar el mayor crecimiento en Sudamérica este año.

El ministro de Economía, Mario Guillén, y el presidente del Banco Central de Bolivia, Pablo Ramos, se pronunciaron en este sentido en un seminario organizado por el Gobierno boliviano en el que se evaluó el desempeño de la economía del país y de otras naciones de la región.

Te puede interesar: 'Hackean' cuenta del Senado y esto es lo dicen de Evo Morales

"El actor principal dentro de la construcción de la economía plural es el Estado con la empresa pública. Dentro de esta política económica se apoya de manera decisiva a la empresa pública porque es la llamada a acrecentar los excedentes, a usar los excedentes, a convertir al país en un país productivo", señaló Ramos.

El presidente resaltó que para la aplicación de este modelo económico fue "esencial" la "recuperación de la propiedad de los recursos naturales, que es la base de la generación de los excedentes económicos" que luego invierte y redistribuye el Estado.

La llegada de Evo Morales al poder supuso la nacionalización en 2006 de recursos como los hidrocarburos, principalmente gas, hasta entonces en manos en muchos casos de empresas extranjeras.

Ramos añadió que junto al Estado están también las empresas privadas, cooperativas y comunidades, cada una con su respectivo rol en la llamada "economía plural" promovida por el Gobierno de Morales.

Por su parte, Guillén replicó a quienes aseguran que el éxito económico de Bolivia en los últimos años se debe a los precios altos del petróleo, que a su vez marcan el del gas natural, el principal producto de exportación del país.

Según el ministro, si no se hubiese nacionalizado el sector de hidrocarburos, la economía boliviana no se hubiera beneficiado de esos precios elevados "porque el modelo estaba estructurado de tal manera que todos los excedentes o ganancias que podrían venir de un mejor precio del gas se los llevaban las entidades trasnacionales".

"Cuando hacemos la nacionalización, hacemos que esos ingresos empiecen a beneficiar a nuestro Estado y al país, y es donde empezamos a invertir ese dinero, pero también a redistribuirlo entre las personas que menos tenían", manifestó.

Por ello, remarcó que el crecimiento económico sostenido que ha tenido el país en estos años se debe a esa recuperación de la propiedad de las materias primas y de los ingresos que generan.

Según Guillén, el promedio de crecimiento del producto interior bruto (PIB) en el periodo 1985-2005 fue de 3 %, mientras que entre 2006 y 2017 la economía creció un 4,9 % con Morales en el poder.

EFE