Por: Redacción Actualidad • Bolivia.com

Revolución de Chuquisaca, el primer Grito Libertario de América Latina

Conoce la historia del primer Grito Libertario de América Latina, ocurrido en Chuquisaca, Bolivia.

Historia de la Revolución de Chuquisaca. Foto: Shutterstock
Historia de la Revolución de Chuquisaca. Foto: Shutterstock

Conoce la historia del primer Grito Libertario de América Latina, ocurrido en Chuquisaca, Bolivia.

Cada 25 de mayo, Bolivia conmemora la Revolución de Chuquisaca, conocida por la historia independentista hispanoamericana como el Primer Grito Libertario de América Latina.

En este levantamiento popular contra las autoridades de la Real Audiencia de Charcas, actualmente conocida como Sucre, se recuerdan a héroes de la independencia como Manuel de Zudáñez Ramírez, Jaime de Zudáñez Ramírez, José Bernardo Monteagudo Cáceres, Juan Antonio Alvares de Arenales, José Joaquín de Lemoine, José Mariano Serrano, el "Quitacapas" y el "Tata Polanco", por ser los próceres de la primera gesta revolucionaria que propició la independencia y liberación de los pueblos indígenas de Latinoamérica del yugo español.

Antes de la llegada de los españoles a América, el actual territorio del Departamento de Chuquisaca estaba habitado por grupos étnicos con características propias. Estas culturas coexistieron desde épocas pasadas en la región y se situaron en diferentes territorios del departamento, cada una con sus propias particularidades, entre las más importantes se destacan los charcas, los yamparas, los jalq’as, los ch’utas, los mojocoyas, los guaraníes y otros.

En 1538, el capitán Pedro Anzúrez, por mandato del Marqués Don Francisco Pizarro fundó la Villa de la Plata de la Nueva Toledo, durante la colonia llevaría los nombres de La Plata, Charcas y Chuquisaca.

Durante la época republicana la ciudad finalmente se denominó Sucre, en honor al Mariscal de Ayacucho, Don Antonio José de Sucre, convirtiéndose en la capital de Chuquisaca y Bolivia.

Apresado Jaime de Zudáñez por orden del presidente Pizarro como presunto conspirador, cuando lo llevaban preso a las 5 de la tarde del 25 de mayo de 1809, gritaba: "¡Patrianos, me llevan a ejecutar!"; ante ello, sus amigos tocaron las campanas, reuniéndose un tumulto que pedía su libertad y que luego atacó la casa del presidente de la Audiencia; así inició la revolución.

En estas circunstancias, en Chuquisaca y luego en otras ciudades americanas bajo el Imperio Español, se detonó una crisis política a causa de la crisis institucional en la metrópoli y de las tensiones revolucionarias que venían madurando en las sociedades coloniales.

La campaña de emancipación duró 15 años, alcanzando su objetivo el 6 de agosto de 1825 y como reconocimiento por su papel en la independencia de los pueblos de América, Sucre vuelve a hacer historia. La campana ahora es llamada 'La Campana de la Libertad' y se toca cada 25 de mayo en honor a la 'Chispa de la Liberación Americana'.

La Revolución de Chuquisaca es considerada por la tradición historiográfica como el primero de los eventos autonómicos que desembocaron luego en los movimientos independentistas de Latinoamérica. Sin embargo, existe la controversia de una reciente corriente revisionista que llama a este evento una revolución monárquica por sus expresiones iniciales de lealtad a Fernando VII, afirmando que en realidad fue una revuelta en un contexto alejado de las intenciones independentistas.

Artículos Relacionados

+ Artículos