Bolivia.com La Paz Lunes, 04 / Feb / 2019

Durián, la fruta más apestosa del mundo

Aunque el durián es la fruta más apestosa, también es la más cara del mundo 

Durián, la fruta más apestosa del mundo
Se consume en Malasia, Tailandia e Indonesia. Foto: Shutterstock

El durián es una fruta asiática que está literalmente prohibida en aeropuertos, hoteles y aviones, considerada como una joya que se vende en los mercados al aire libre.

Se consume en Malasia, Tailandia, Indonesia y otros países del sureste asiático. Quienes la han probado, la describen como una mezcla de aguarrás, cebollas y medias sucias.

Te puede interesar: Vaca gigante de dos metros sorprende en Australia

Su olor es tan asqueroso que en muchos lugares, como los hoteles, está prohibido su consumo. Posee una cáscara espinosa y una pulpa blanda.

Esta extraña fruta ha generado curiosidad en los expertos, por lo que un grupo de investigadores de Singapur decidió estudiarla y revelar algunos secretos.

Después de tres años de estudios al durián, los científicos lograron crear su primer mapa genético completo, y descubrieron el gen que le da ese olor particular.

"Nuestro análisis reveló que la producción de azufre volátil está potenciada en el durián, lo cual hace sentido con lo que opina mucha gente que dice que el olor se parece un poco al del azufre", dice el genetista Patrick Tan, coautor de la investigación.

Este fuerte olor, según los investigadores, tenía un propósito importante en la naturaleza que era atraer a los animales para que se lo comieran y dispersaran sus semillas.

Al parecer tendría unos 65 millones de años y compartiría ancestros comunes con la planta de cacao.

Los científicos dicen que este hallazgo podría llevar a crear una fruta 'sin olor o por lo menos, de un sabor más suave'. Sin embargo, los amantes de la fruta dicen que eso es precisamente, su olor, el que la caracteriza.

El estudio fue financiado de forma privada por un grupo anónimo de amantes del durián, y publicado en la revista Nature Genetics. 

Linda Yicela Hernández Sánchez - Bolivia.com