Bolivia.com La Paz Viernes, 15 / Feb / 2019

Así podrás manejar las emociones en la oficina 

Para esos momentos en que presentamos emociones difíciles de controlar, te contamos cómo aprender a conservar la calma.

Aprender a tener nuestras emociones bajo control nos ahorrará malos ratos. Foto: Shutterstock
Aprender a tener nuestras emociones bajo control nos ahorrará malos ratos. Foto: Shutterstock

En el mundo laboral por el ritmo de los negocios y los constantes cambios que ha introducido en el mercado empresarial, como la evolución tecnológica, es cada vez más apremiante buscar nuevas fórmulas y estrategias que apoyen el bienestar de los trabajadores. 

Según cifras de la Organización Mundial de la Salud, OMS, de cada diez trabajadores, siete presentan problemas de salud, especialmente de estrés por las tensiones propias de un entorno cambiante y acelerado que incide en la productividad de las organizaciones.

Te puede interesar: Elimina las ojeras con estos sencillos remedios

En la investigación también se revela que  alrededor 4 de cada 10 trabajadores creen que el estrés no se gestiona adecuadamente en su lugar de trabajo.

El  3,5% de los hombres y el 6,5% de las mujeres indican que tienen depresión o sienten tristeza. Así mismo otros estudios sobre el ambiente laboral realizados por la Universidad de Harvard sobre una cultura de felicidad en el  trabajo, revelan que el 75% de los trabajadores no son felices en su trabajo.  

Como respuesta a la mejora del clima laboral y para reducir los niveles de estrés en las empresas,  surge la Bioneuroemoción, un método creado por el psicólogo, Enric Corbera,  que estudia las  emociones y la relación que tienen las personas con sus creencias y la forma como se percibe el mundo.

Su objetivo principal es comprender e incidir sobre el bienestar emocional del ser humano.

“Que el ámbito empresarial y en los entornos de las relaciones humanas, es importante  hacer consciencia que en la  empresa pasamos prácticamente la mitad de nuestras vidas. Si queremos una buena salud a nivel social, uno de los caballos de batalla es la empresa porque mi inconsciente no me diferencia de mi padre, mi jefe, mi compañero de trabajo o de mi hermano. Para el inconsciente es todo lo mismo y es en eso en lo que trabajamos, en enseñarle a la gente que todo funciona de manera sistémica, como sucede con la naturaleza”, sostiene el psicólogo.

Corbera, recientemente presentó su último libro, titulado: “Emociones para la vida”, editado por editorial Grijalbo, por medio de una serie de testimonios, el texto se convierte en una guía práctica para desarrollar una vida equilibrada emocionalmente.

Por esta razón, te compartiremos 8 tips para mejorar la comunicación en la empresa:

1. Si culpas al otro de lo que te ocurre no tienes la posibilidad de cambiar nada. El hecho de responsabilizar a otro de mi situación no soluciona el conflicto.

2. Observar qué puedo aprender de una situación de estrés. Preguntarnos: qué me está enseñando esta situación en lugar de quedarnos en el victimismo.

3. Cada uno de nosotros vemos la realidad desde una perspectiva completamente diferente. Para entender cómo funciona la forma de ver el mundo del otro es importante hacer preguntas, en vez de juzgar.

4. Cuando escuchamos, hemos de ser conscientes de que juicios existen internamente hacia la otra persona y cómo afecta eso a la comunicación. Ponerse en el lugar del otro antes de hablar mejora nuestro discurso y crea vínculos fuertes entre colaboradores.

5. Observar nuestras demandas y nuestras quejas y pensar de donde provienen dentro de nuestra historia familiar. ¿Cuáles de esos conflictos tienen que ver con mi infancia, y con mis padres?

6. Cada comportamiento tiene una intención positiva. La persona siempre quiere conseguir algo que es importante para ella en ese momento, incluso cuando ese comportamiento tiene consecuencias negativas.

7. El significado del mensaje que comunicamos siempre es lo que el otro entiende. Si el otro entiende algo diferente a lo que tratamos de comunicar siempre hay que investigar otras formas de comunicar el mensaje.

8. Siempre implicamos a los demás en nuestros bloqueos. Hablar de uno mismo respecto a la situación de estrés hace que los demás no se sientan implicados en nuestros conflictos y nos puedan ayudar a solucionarlo. 

Redacción Vida Sana - Bolivia.com