Por: Redacción Vida Sana - Prensa Emma Sleep • Bolivia.com

Principales trastornos de sueño en niños y jóvenes, y cómo tratarlos

Los niños menores de dos años también son propensos a tener trastornos del sueño, pues el patrón de sueño de los pequeños se vuelve estable después de esa edad, asimismo, las niñas se ven más afectadas.

Actualización
Las niñas son las más afectadas por este tipo de trastorno. Foto: Shutterstock
Las niñas son las más afectadas por este tipo de trastorno. Foto: Shutterstock

Los niños menores de dos años también son propensos a tener trastornos del sueño, pues el patrón de sueño de los pequeños se vuelve estable después de esa edad, asimismo, las niñas se ven más afectadas.

En los niños los trastornos del sueño se presentan con frecuencia en diferentes tipos como la apnea del sueño, el síndrome agitado de los tramos (RLS), también conocido como de 'piernas inquietas' y el terror nocturno:

  • Apnea del sueño: el pequeño deja de respirar durante períodos de diez segundos, en promedio, mientras duerme; también puedes notar que tu hijo ronca fuerte, duerme con la boca abierta y tiene demasiado sueño durante el día. La apnea del sueño puede provocar problemas de aprendizaje y comportamiento, incluso, problemas cardíacos.
  • RLS: Es posible que tu hijo se queje de tener la sensación de tener un insecto sobre él, asimismo que cambie de posición en la cama con frecuencia para encontrar alivio; algunos niños en realidad no se dan cuenta de que se sienten incómodos, pero no duermen bien como resultado de este síndrome de 'piernas abiertas'.
  • Terror nocturno: es más común en los niños que en los adultos, y hace que una persona se levante repentinamente del sueño, parezca intensamente asustada o agitada y, a menudo, llore, grite y ocasionalmente, sea sonámbula; por lo general, no están realmente despiertos y la mayoría de los niños ni siquiera recuerdan el episodio. En la actualidad, no existe un tratamiento para los terrores nocturnos.

Según especialistas, un gran porcentaje los trastornos del sueño en niños están relacionados con altos niveles de concentración de azúcar en la sangre y generan apnea, el insomnio y los despertares continuos durante la noche.

El azúcar en el organismo no sólo afecta los patrones de sueño sino también de vigilia, ya que este producto incrementa la inflamación sistémica, es decir, genera un proceso de alteraciones y cambios tanto físicos como psicológicos que perturban la capacidad de tener un buen descanso durante la noche; por eso los padres deben ser conscientes de la prudencia de alimentar a los pequeños con productos dulces y con altos contenidos de azúcar.

Los trastornos del sueño en niños están relacionados con altos niveles de concentración de azúcar en la sangre. Foto: Shutterstock
Los trastornos del sueño en niños están relacionados con altos niveles de concentración de azúcar en la sangre. Foto: Shutterstock

Especialistas de una reconocida empresa alemana especializada en la fabricación de colchones y otros productos del descanso, complementaron esta información, ya que los niños menores de dos años también son propensos a tener trastornos del sueño, pues el patrón de sueño de los pequeños se vuelve estable después de esa edad, asimismo, expresaron que las niñas se ven más afectadas por los trastornos del sueño que los niños.

¿Qué pueden hacer los padres?

  • Tener horarios fijos para el uso de dispositivos con pantallas y cumplirlos.
  • Realizar pausas y descansar en estas de la exposición.
  • Utiliza menos brillo del usual en la pantalla.
  • Dotar a los niños de lentes antirreflejo cuando usan gafas.
  • Una alimentación baja en azúcares.
  • Evitar la cafeína antes de acostarse.
  • Disminuir el ruido ambiental lo más posible.

Artículos Relacionados

+ Artículos