Por: Redacción Vida Sana - Prensa GSK • Bolivia.com

Trastornos de salud mental: tipos de problemas y cuándo buscar ayuda

Las enfermedades de salud mental pueden afectar a cualquiera, de hecho, en 2020, a nivel mundial mil millones de personas vivían con alguna de estas, y se estima que la cifra en niños es 1 de cada 5.

Actualización
Conoce cómo tratar y los tipos de trastorno de salud mental. Foto: Shutterstock
Conoce cómo tratar y los tipos de trastorno de salud mental. Foto: Shutterstock

Las enfermedades de salud mental pueden afectar a cualquiera, de hecho, en 2020, a nivel mundial mil millones de personas vivían con alguna de estas, y se estima que la cifra en niños es 1 de cada 5.

La pandemia precipitó cambios en el diario vivir de todos, y quienes viven con ansiedad o depresión, o lidian con tristezas permanentes, sufrimientos, estrés y desesperanzas, se han visto obligados en muchos casos a enfrentar sus padecimientos con un aislamiento social mucho mayor que antes. De hecho, según la Organización Mundial de la Salud (OMS), el aislamiento, las limitaciones de movilidad y las cuarentenas pueden tener un impacto negativo para la salud mental en el corto, mediano y largo plazo.

Las enfermedades de salud mental pueden afectar a cualquiera, de hecho, en 2020, a nivel mundial mil millones de personas vivían con alguna de estas, y se estima que la cifra en niños es 1 de cada 5.

Según especialistas, "la salud mental no puede ser un tabú, por eso es urgente conversar abiertamente sobre a qué nos referimos cuando hablamos de este tipo de condiciones, cuándo saber si se debe buscar ayuda profesional, qué factores de riesgo podrían aumentar las probabilidades de sufrir uno y cómo podemos mejorar la calidad de vida y generar entornos saludables para aquellos que más lo necesitan".

3 preguntas comunes sobre la salud mental

¿Qué es un trastorno de salud mental?

Los trastornos de salud mental se refieren a una amplia gama de condiciones que afectan el estado de ánimo, el pensamiento y el comportamiento normal. Algunas de las enfermedades con mayor prevalencia son la depresión, la ansiedad, las conductas adictivas y los trastornos alimentarios; pueden presentarse a cualquier edad y nadie está exento de padecerlas; no obstante, algunas de ellas pueden ser hereditarias y agudizarse por factores ambientales, sociales y relacionales.

¿Cuándo se requiere ayuda profesional?

Casi todos los seres humanos experimentan, en algún momento de la vida, afecciones en el ánimo, sufrimiento, desesperanza, estrés, ansiedad leve o tristeza; sin embargo, las personas con enfermedades de salud mental sienten estos signos de manera permanente y los perciben tan vivamente que afectan su capacidad para continuar con su vida normal.

De hecho, en algunos casos se presentan con deterioro de las relaciones interpersonales y laborales, en el rendimiento en el trabajo y sentimientos de incapacidad para afrontar la cotidianidad; en ese momento puede que se haya perdido el control y se debe buscar ayuda profesional de manera inmediata.

¿Cómo construir entornos seguros para la salud mental?

La mejor forma para disminuir el impacto de las enfermedades mentales es insistir en que no hay lugar para tabúes, y que debemos enfrentar estos temas como sociedad; hacer ver estas situaciones normales ayudaría a aumentar la empatía y la solidaridad, y a que muchas más personas se animen a acudir al médico para tratar sus condiciones.  

A pesar de que nadie está exento y de que no hay una forma de prevenir con certeza las enfermedades mentales, algunos hábitos pueden mejorar la calidad de vida de todos y disminuir el riesgo. Por ejemplo, tener una dieta balanceada y mantenerse activo con una rutina de ejercicio puede mejorar la concentración, ayudar a dormir mejor e impulsar la confianza y el bienestar personal. 

Además, el apoyo de las personas cercanas y el sentimiento de conexión con el mundo es vital para que una persona que está pasando por situaciones de estrés, tristeza o soledad pueda reorientar su vida, y para que quienes acompañen el proceso estén atentos a las señales de advertencia. En términos de salud mental, el simple hecho de hablar puede salvar vidas, dado que ayuda a entender qué está pasando y cómo se puede cambiar la situación.

Artículos Relacionados

+ Artículos